05 septiembre, 2008

Guau.

Yo llevo una cadena de plata en el cuello con un crucifijo. Pesa poco y la llevo porque me gusta. Pero si la cadena pesara 30 kilos en comparación con mi cuerpo, sería un esclavo.




También tengo rejas en mi ventana; para que no entren ladrones y para que pueda estar protegido. Pero tengo una puerta y una llave para salir. Si no las tuviera, mi casa sería una cárcel.

Me gusta la soledad. Escribo. Leo. Veo una película. Me gusta andar por la calle. Pero cuando me obligan, cuando es impuesta, cuando no puedo hablar queriéndolo. Cuando tengo que caminar cansado y sin ganas, y sin saber a dónde voy... entonces no estoy solo. Estoy abandonado.

No hagamos con los demás lo que no queremos que hagan con nosotros. Aunque sean perros. Porque pueden ser nuestros amigos, darnos muchas cosas y ser muy divertidos.




5 comentarios:

Rukaegos dijo...

Pues dice Glendamaría que te transmita un par de lametones de su parte: dice que le ha gustado el artículo y que está totalmente de acuerdo y que además guau guau ;)

Las gatas sin embargo me comentan que ya saben que la mininez es más rara y eso, pero que tb hay malos bichos que abandonan gatos y nadie se acuerda ni dice nada y que eso es discriminación ;)

Alfonso dijo...

Es verdad, es que yo soy más perruno que gatuno; quizás se deba a que de chico se me avanzó una gata y me da yuyu, pero es verdad, lleva razón.

Ruth dijo...

Simpático vídeo, y muy cierto el contenido de tu entrada de hoy, la verdad es qu a mi me apasionan, tanto los perros como los gatos, mi perro Buguy lo recogí de la calle, mi gatita Kity ahora apenas tiene cuatro meses, puedo entender que no tienen porque gustar a todos pero eso de abandonarlos, o tenerlos en condiciones insalubres, privados de libertad y mal cuidados, deja mucho que decir de la persona que es capaz de hacer estos actos. Fueron creados para la compañía del hombre, no concivo que se les haga daño, ellos no nos lo harían.
Un saludo en esta tarde.

mi despertar dijo...

Buenísimo .Me ha encantado.dame tiempo para leer el resto
Abrazos sin conocerte

Laura dijo...

¡Qué quieres que te diga yo sobre esto que ya no sepas! Gracias Amigo Alfonso por acordarte de nosotros...de los muchos hermanos que tengo que no encontraron familia como la que yo encontré.
Tanto Bruno, como Pancho, como yo misma te damos lametones como Glendamaría...y movemos el rabito felices.
GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS-GRACIAS....

http://www.nomeabandones.org/b2evo/blogs/index.php?blog=6