24 septiembre, 2008

Fariseos.

Hay periódicos que suelen mantener una línea editorial crítica con la sociedad, y sobre todo, con los gobiernos. Con unos más que con otros, dependiendo de sus intereses, claro está.
Algunos, llenan sus páginas de información piadosa. Que si el Obispo tal declara que utilizar el condón es malo malísimo. Que si el Papa se encuentra con una gran sonrisa a un divorciado en Francia o con un abrazo a alguien que firmó no sé cuántas penas de muerte en los jardines del Vaticano. Que tal hermandad va a coronar su Virgen Titular por un motivo especial. Que si la oración con los jóvenes en tal sitio ha sido un éxito y un gesto de esperanza para la Humanidad. O noticias sociales, relativas a la ética y a la moral. Que si la Educación para la Ciudadanía tiene ya 75 millones de objetores en España. Que si la actualización de la ley del aborto no es una demanda social. Que si la ley sobre la muerte digna va a acabar con todos nosotros cuando seamos viejecitos.
Luego, nos dan en sus páginas normas para llevar a la sociedad a la manera de vivir que les gustaría a los editorialistas. Que si no se puede negociar con ETA. Que si tenemos que ser más amiguitos de Mc Cain y la señora esa que le gusta usar rifles, que si Obama no tiene las soluciones que el mundo necesita.
Luego saben hasta de economía: que si la crisis se quita así, que si hay que despedir obreros allí, que si hay que bajar impuestos al rico, etc, etc,..
son nuestros directores espirituales: los periódicos.
Dando ejemplo de todo. Marcando la ruta a seguir desde por encima del bien y del mal.
Pero luego, luego. Cuando uno llega a las últimas páginas, recuerdo algo que escribí hace mucho tiempo y que Rukaegos me trae a la memoria.
Repito, cuando llega uno a las últimas páginas, se encuentra entre las páginas de deportes y las esquelas mortuorias, una serie de anuncios dedicados al relax.
Y yo no creo que se dedican a masajearle a usted el omóplato porque tenga una contractura muscular o a darle movimiento en su rodilla para aliviarle la artrosis.
Yo - si estoy equivocado, me lo dicen por favor - llamo a esto prostitución.
Y me parece una falta de verguenza total que estos medios, tan puritanos para unas cosas, tan finos para otras, tan mejores en todo que los demás, al final de su trabajo, en las últimas páginas de los periódicos, pongan la mano para recoger el dinero de la publicidad de estos servicios. Últimas páginas junto a la sección de deportes, la más leída por la juventud y menores de edad.
Mucho más grave aún, en periódicos de reconocida moral religiosa, que al final también pongan la mano para recoger dinero de una superchería y timo tan grande como son los lectores del futuro, ya sea por tarot, o cualquier otro engaño.
Ya es hora de que le pongamos la cara roja a estos periódicos que predican mucho, pero se aplican poco ¿o no?
P.D. Me dicen que Público es un periódico que no tiene anuncios de relax. Si sabéis de más que no lo hacen, me gustaría que lo escribiérais. Se lo merecen, por íntegros.

10 comentarios:

Thiago dijo...

Tienes más razón que un santo... Es otra de las maravillosas contradicciones de la fals moral capitalista...

Lo mismo que cuando suben su precio y sueltan la coletilla "para mantener la calidad y la independencia". Mientras la prensa dependa de las subvenciones de los poderes publicos y de la publicidad que todo lo corrompe vamos de cachas.

Y lo peor no es esa publicidad. Son articulos pagados por grandes farmaceuticas o empresas de alimentación... bueno, no sigo,que me lio y me voy del tema, jajaja

Bezos

El Peregrino Ruso dijo...

No te falta razón es una de las contradicciones de nuestros periódicos, tanto locales, como nacionales de sus diferentes tendencias.

Rukaegos dijo...

Ya sabes que a muchos en cuanto ponen la mano y se la llenas se les acaban los valores. Sepulcros blanqueados los llamaba Ese a quien dicen seguir.

Saludos

Max de Winter dijo...

creo que Público no publica noticias de toros. supongo que si un toro mata a un torero sí lo harían.

m.

Laura dijo...

Y ¿qué me decís de las llamadas revistas femeninas que publican un reportaje sobre la autoestima de las mujeres y el sentirse agusto con su propio cuerpo sin complejos, y en la página de al lado un anuncio de pastillas para adelgazar, crema reductora o batidos hipocalóricos?
"Poderoso caballero es Don Dinero"

Thiago dijo...

Nunca he visto el diario Publico, hay quién dice que es amarillista, nuse, pero claro, lo dice "El Mundo" lo que no deja de ser curioso, jjaja

Bezos.

Rukaegos dijo...

Qué tal Thiago: público lo puedes leer on line sin problemas. Publico.es.

Y beueno, jajaja, lo de El Mundo acusando a los demás de amarillos, ejem ...

Saluducos norteños.

Ruth dijo...

Que razón tienes con tu entrada y el argumento que nos compartes a día de hoy, es bochornoso que por el codiciado Don dinero se consientan estos anuncios y estas contradicciones diariamente por los periódicos de prensa, hay algo que no pueden aunque intenten comprar con dinero o que se lo crean que pueden comprarlo los valores humanos, por ello sigo repitiendo e intentando aportar cada día esos valores a mi vida. Nos queda camino por recorrer y muchos sitios por llamar, pero ahí andamos.
Un abrazote en esta tarde.

Agata dijo...

Y al alcance de los niños....
Me "río" porque estamos los padres siempre pendientes de internet...de clausurarles ciertos tipos de páginas...de que no les hagan caso a extraños en la calle...y al final pueden leer ellos solitos un anuncio y marcar un número de teléfono para que les digan burradas...

Mario dijo...

Supongo que la pela es la pela. Son muy moralistas todos, hasta que ven los billetes que sacan con esa publicidad.