30 septiembre, 2008

El valor de la Misa.



Cuánto más analizo los actos que miembros destacados de nuestra Iglesia hacen, más me doy cuenta de lo equivocado que estamos.Me sorprendo que el año judicial español comienze con lo que se llama una 'Misa de apertura de tribunales', oficiada por Rouco Varela.


Con la mano en el corazón, os pido, católicos que me leéis: ¿de verdad creéis que Jesucristo, en aquella última cena, cuando convirtió su sangre en vino y su cuerpo en pan, y nos pidió que le recordaramos, para hacerse presente, estaba pensando en esto?


Sinceramente, no. No. La eucaristía no tiene lugar ahí.


La eucaristía es la fiesta de la comunidad. Es cuando vamos a comer todos, celebrando la Palabra de Dios, sientiéndonos hermanos. Ahí, se hace presente Jesús, cuando nos reunimos en su nombre.Pero utilizar misas para aperturas y tal, como que no. Si hay algún católico que quiera hacerlo, pues que lo haga en su parroquia.


Pero hacerlo así publicamente, con las instituciones del Estado... no. No.


Necesitamos ya una Ley de Libertad Religiosa que regule esto, porque vamos a encontrarnos con situaciones totalmente esperpénticas.Imaginénse que entra un juez presidente de algún tribunal que sea ateo, o de otra confesión, o agnóstico. ¿Tendrá que ir a la misa? ¿Tendrá que comulgar? ¿tendrá que persignarse?


Si lo hace, estará haciendo el ridículo y la Iglesia, también. Y si no lo hace y no participa de la celebración ¿para qué va?


Seamos serios con los sacramentos. Utilicémolos como debemos hacerlo. Pero no de esta manera. Porque así, luego, el pueblo, nunca nos tomará en serio, y nosotros, para excusarnos, le llamaremos a esto 'la culpa la tiene la sociedad tan escasa de valores'.

1 comentario:

Angel dijo...

Rocambolesco. Sí!
Misa en el CGPJ... jajajj!
Realmente rocambolesco!
Digo yo! ¿por qué no viene Rouco a inaugurar con una misa la pertura de mi bodega cada verano?...
En fin! ¡ro-cam-bo-les-co!
Saludos. Angel