08 agosto, 2008

Hospitales



¿Oiga, es el Hospital?
Sí, dígame.
Les llamo para saber como se encuentra el enfermo de la habitación 513, Antonio López.
Sí, un momento, le paso con admisión.
Sí, dígame.
Sí, mire, llamaba para interesarme por la salud del enfermo de la habitación 513, Antonio López.
Sí, un momento, le paso con la quinta planta, no se retire.
Sí, dígame.

Hola, mire que preguntaba por la salud del enfermo de la habitación 513, Antonio López.
Sí, un momento, le paso con la enfermera Jefe de las habitaciones impares, yo es que llevo las pares. Un momento, por favor.
Sí, dígame.
Sí, señorita, mire usted, que llamo porque quiero saber como se encuentra el enfermo de la cama 513, Antonio López.
Sí, un momento, ahora le está pasando consulta el doctor. No se retire. En breve, le contesto.
Sí, dígame, soy el Doctor Sito. Dígame, que desea.

Oiga, mire, preguntarle que cómo se encuentra el enfermo de la habitación 513, Antonio López.
Ah, pues mire, se encuentra mucho mejor, responde a la dieta blanda. Si mañana sigue así, se le dará de alta.
Ay, que bien, muchas gracias, no sabe usted la alegría que me ha dado. Gracias, gracias.
De nada, buen hombre, y usted quién es ¿un familiar, un amigo?
No, no, yo soy el enfermo de la habitación 513, don Antonio López, que como aquí viene todo los días los médicos y ninguno decía nada, pues que llamaba para preguntar.


:s

8 comentarios:

Ruth dijo...

Muy bueno Alfonso.
Un saludo, je, je, je!!!!!

Agata dijo...

Lo tuyo sería que te dieran un programa en la tele...NONINÁ...
Me ha encantado,y no andas mal encaminado.Más de un paciente hubiera hecho lo que DON ANTONIO LOPEZ.

El Peregrino Ruso dijo...

Buenisimo, pero a veces es verdad lo que cuentas.

Miguel Serrano dijo...

jajajajajajaja que bueno alfonso.... eso a molado mogollón....jajaja un saludo

Mario dijo...

Esto no es chiste. Es realidad. Desgraciadamente, lo estoy viviendo actualmente. Me has dado una gran idea.
Un abrazo.

Nacho G.Hontoria dijo...

Muy bueno Alfonso

Alfonso dijo...

Tiene su guasa, pero vamos, que como dice Mario, tan real como la vida misma.

Anónimo dijo...

Es una realidad hecha un chiste, jejeje
lo triste de este chiste humorístico es que a dia de hoy todos y todas lo vivimos.
Un saludo.