11 agosto, 2008

¡Al ladrón!


¿Quién me robó las estrellas? Sí ¿quiénes han sido? ¿quiénes, involuntariamente o a sabiendas, me han borrado el cielo, y luego, han soplado, como un niño en su cuaderno, dejándolo blanquecino, sucio?

¿Quién me cambió las luces de colores de edad: rojas viejas, azules jóvenes, amarillas de la madurez, por el neón o el fluorescente?

¿Quién en vez de apuntar su mirada hacia arriba, apuntó las farolas para ensuciarnos nuestro cosmos mágico de basuras de fotones?

No es justo. No sé ya ni dónde está el norte. No puedo contarte las historias del cielo para enamorarte. Casiopea, Andrómeda, Perseo, Hércules, Cepheo, los Argonautas, todos, todos se fueron, porque tú les echaste.

Y ahora, saltan los teletipos como todos los años.

Las Perseidas. Que vayamos a ver las Perseidas.

¿Pero que Perseidas ni que Milky Way? Si Perseo se fue ¿qué te creías, que se iban a quedar aquí sus lágrimas?

No, no. Ya no queda nada. En mi ciudad, y en la tuya, ya no queda nada.
Sólo farolas, mosquitos y gente con insomnio.

¿Pero estrellas? No. Sólo veras como mucho las más brillantes y a Júpiter y Venus, si es que andan por ahí.

Pero estrellas, ni mijita.

No hagas caso de lo que diga la tele, ni la radio, ni los periódicos.

No vas a ver nada. A no ser que tengas mucho dinero – aunque normalmente al que tiene mucho dinero le importa tres pitos la naturaleza – y te puedas ir a la Pampa Argentina, a las cumbres del Himalaya o a la Antártida.

Porque si te quedas aquí, no vas a ver ninguna estrella.

Nos las robaron.

Tenemos que protestar. ¡Al ladrón! ¡A por ellos! ¡Devolvednos nuestro cielo!

5 comentarios:

Cat's dijo...

no se vieron???? y eso porque???

Anónimo dijo...

Cuanto razón tienes Alfonso en todo lo que dices sobre la contaminación luminica¡¡¡. Si es que por mucho decreto ley que saquen para respetar el cielo de nada sirve ya que no se está llevando a cabo. Por ello debemos atrapar al " ladrón " y hacerle cumplir con la ley, que para eso se implantó.
Debemos unirnos para hacer frente a los ladrones de nuestro cielo, a por ellos¡¡¡.
Un saludo.

Satie dijo...

Bueno, siempre nos quedará Calar Alto... si no pregunta a alguien que tu ya sabes...

Mario dijo...

También decía Mari Trini que a ella se le había caído una estrella en el jardín.
¿Será todo por lo mismo?
Quien sabe...

Júcaro dijo...

Fuiste a ver las Perseidas y no lo conseguiste. Perdona que me alegre de ello, porque gracias a no poder verlas nos has has regalado este magnífico post.