08 julio, 2008

Si eres capaz

La carta no llega.

Elsa, la madre, miró el buzón como cada día.

No se habrán olvidado de mí.

No habrán podido olvidarse de mí.




Ahora repite conmigo.


Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.

Los inmigrantes no me importan. Me importa mi economía, la crisis y los precios.


Repítelo.


Si eres capaz.


3 comentarios:

Agata dijo...

No,no soy capaz de decirlo.Pero tampoco soy capaz de que esto no ocurra más veces...

la mirada de Ruth dijo...

Es un tema muy complicado d entender o asimilar por unos cuantos de este mundo que no ven más allá de la viga enorme que tienen en su ojo, para mi es tan sencillo como reconocer que : todos somos iguales, sin dejar lugar a dudas a mi mente ni a mi corazón el lugar a la duda.
Si practicáramos más el amor humano, bien creo que otro gallo cantaría. Haber a cuantos de nosotros nos guatría que nos montaran en una patera, que nos garantizaran una vida mejor, y que desgraciadamente muchas veces la patera en vez de llevar garrafas de gasolina, estas van llenas de agua, o sea a morir a la deriva, y como esto un sinfín de cosas más, hay que leerlo, saberlo, conocerlo, abrir los oidos al clamor del necesitado, del desamparado, comprenderlo y ayudarlo.
El que cierra los ojos y los oidos al clamor del pobre....

Un saludo, y creo que deberíamos meditar en esta entrada y no dejarla en el olvido, sino luchar y concienciar para que estas situaciones cada vez sean menos comunes.

Alfonso dijo...

Hoy, por desgracia, más.