31 julio, 2008

¡Sed buenos!

¡Sed buenos!


Articulo 27 y siguientes del Manual del buen Bloggero.

El buen bloggero siempre escribirá con educación y respeto, con un perfil real y visible.

Siempre escribirá con buena ortografía.

En los comentarios que haga en otros blogs, lo hará también de la misma manera: identificándose y poniendo a disposición de todos los visitantes un correo electrónico para poder mantener comunicación con él en caso necesario.

Nunca amenazará, insultará, calumniará ni difamará.
Mary T., de Rockville, Maryland, hizo caso de este artículo, y luego de escribir su post diario, al llegar a casa encontró que su anciana madre Mrs. R., aquejada de artritis, estaba haciendo aeróbic con la reposición del programa de Jane Fonda en la CBS.

Elizabeth R., de Lawton, Oklahoma, no hizo caso a las normas y puso un post anónimo en el blog de su querida amiga Kitty, haciendo alusión a su feo peinado, compensando así sus celos por ella. Segundos después de enviar el mensaje, su casa fue arrasada por un tornado de fuera de temporada, perdiendo sus dos brazos y el disco duro de su ordenador.

María Luisa F., de la Algaba (Sevilla), hizo caso de las normas, y escribió un post felicitando al bloggero Perico R., con ocasión de un poema que había escrito, y nada más hacerlo, recibió un telegrama de una emisora de radio de Sevilla, en el que había sido premiada de por vida con paseos gratis en coche de caballo por la capital andaluza.

Frederick U., becario eramus de la Facultad de Historia de Sevilla, insultó en un blog anonimamente a Carlos P. aficionado bético, y también fue premiado con paseos gratis en coche de caballo en Sevilla, aunque sólo los meses de Julio y Agosto, de dos a cinco y media de la tarde.

Roger M., sacerdote de la parroquia de Koochiching, Minnesota, y abanderado de la lucha integrista contra el movimiento gay, puso un mensaje con el nombre falso de Peter T., en el blog de Tim P., líder gay del condado, llamándole ‘maricón’ y ‘pervertido’. Justo después de enviar el mensaje, Roger M. se sintió tremendamente atraído por Frank Q., capitán del equipo de béisbol local. Actualmente, el párroco es el número 34 en la cola para cambio de sexo del Hospital General de St. Paul., Minnesota.

Así, que yo me pensaría el guardar las normas de cortesía al escribir en los blogs, forastero.

7 comentarios:

Agata dijo...

JAJAJAJAJA....Tienes todo el arte,chiquillo.Como lo haces bien,estos últimos días te he estado saludando desde la cámara del Kitesurf...La gente me miraba un poco como si estuviera "chalá"....Y mi propia hija también...¿Tú ves la serie "Me llamo Earl"?Si te portas bien,el Karma o Kharma(no sé cómo se escribe)se portará bien contigo...Pues esto,igual.

Rukaegos dijo...

jajajajajajajajajajajajajaja y yo que te iba a llamar un par de cosas fuertecillas pero quita quita, a ver si me voy a convertir en legionario de cristo o algo peor ...

Cat's dijo...

jajajajaja, qué buenoooooo

si al final cada quien tiene lo que s emerece, me encantó lo del becario en cabalo a esas horas por Sevilla, qué castigo!!!!!

agata yo veo a Earl, me encanta!!!!
besitosss

Mario dijo...

Ahora entiendo porqué cada día, cuando llego a casa, encuentro un billete de 100€ en la mesa del comedor.
Es por identificarme siempre que escribo y dar besos y abrazos a los que leo....

Besos. Abrazos (espero el billete mañana).

Alfonso dijo...

ejejeje, a ver si surte efecto y no me envían más insultos anónimos jjjj

Laura dijo...

Es lo más divertido que he leído en mucho tiempo....jjajajja...
Si te envían insultos y son anónimos, querido Alfonso es que se trata, obviamente, de gente que no tiene nombre....¡Ni puñetero caso! (Oh, no, he dicho "puñetero"...ahora me va a tocar hacer aerobic con el video de Jane Fonda...¡¡¡Nooooooo!!!!

Rukaegos dijo...

Te envían insultos anónimos? no tendrá eso que ver con otras aventuras virtuales? No te preocupes, mozo, ya sabes eso de "Ladran, luego cabalgamos".

Y es oficio de cobardes el anonimato.