25 julio, 2008

Oración.




Tengo que gritar, tengo que arriesgar, ¡ay de mí! si no lo hago. Cómo escapar de ti, cómo no hablar, si tu voz me quema dentro...

Y sus miradas. También me queman sus miradas.

5 comentarios:

Cat's dijo...

uy...me sonaba muchisimo eso...me acordé que lo cantaba en la escuela.

sus miradas, me parten al medio.
besitos

Ruth dijo...

Uff!!! dejamé que tome aire.
Mis ojos llenos de lágrimas, querido amigo me has dado en el dolor más grande que padece mi corazón, viendo la necesidad humana, y más cuando hay imágenes de niños, esos pequeños inocentes, que de su boca sale la verdad, niños que no tienen culpa de nada, y pagan las terribles consecuencias de los adultos.
Me estoy quedando igual que cuando hice la última entrada en mi blog, referente a los niños, casi en blanco.
Decir, compartir que desgraciadamente el 50 % de la humanidad estamos en deuda con el otro resto que vive y carece de los principales recursos que necesitamos para subsistir, esa es mi opinión y creo que Cristo si tiene piedad, que él nos está pidiendo que seamos sus objetos y ayudemos a llevar la piedad de Cristo hacia aquellos que nos necesitan. No son grandes medios los necesarios, el principal es querer, el segundo la constancia, el tercero organización de prioridades, el cuarto mover las herramientas necesarias para llamar a cuantas puertas sean necesarias pidiendo colaboración para llevarla a las gentes que lo necesitan, el quinto formar el equipo, trabajar y sentar bases para seguras, sólidas que se lleven a cabo y den su fruto, el cual será la ayuda a las personas.
Yo colaboro y aporto lo que puedo para ayudar a través de una entidad de ayuda humanitaria, he visto y vivido situaciones iguales a las que Alonso nos ha ofrecido a través del video de youtube, las tengo tan presentes en mi vida, que son el principal motor que me ayudan a seguir luchando para aportar mi granito para que cada día haya menos personas que padecen situaciones tan extremas. Querer es poder, además creo que tenemos el deber de ayudar al resto de la humanidad que padece, sufre y vive atormentada.
Un saludo en esta tarde a todos, además creo que mi comentario me ha salido sin querer, lo pegaré también mi blog, para que entre todos sigamos haciendo eco de la necesidad de ayudar a otros.

Fabio dijo...

Mi querida compatriota Mercedes Sosas… poniéndole alma y garra a “Señor Ten piedad de Nosotros”…. Esas caritas… esas imágenes ayyy que las palabras se me hacen nudos en la garganta…

Alfonso dijo...

Efectivamente, las imágenes no dejan impasibles a nadie.
Gracias por vuestros comentarios :)

Mario dijo...

Suelo serte fiel e intento entrar cada día visitarte. Por alguna extraña razón que mi cabeza no logra entender, muchas de esas veces, cuando entro en tu blog, el ordenador se vuelve loco y tengo que reiniciarlo. Es como si cada vez que entro en tu blog, me contagiara con un virus.
Eso mismo me pasó con otro bloggero hace tiempo. Durante una temporada tuve que dejar de visitarle. Sólo me pasaba con él.
Ahora, sólo me pasa contigo.
¿Habrá algún diablo por aqui suelto?

Un abrazo, Alfonso.