16 julio, 2008

Faltas de ortografía.

Reconozco que soy muy quisquilloso con esto de las faltas de ortografía. Intento en lo posible no cometer ninguna, y con todo y con eso, se me cuelan.



Hay una que cometo mucho, que siempre me doy cuenta, porque repaso, o porque de tanto insistir, en el mismo momento que escribo la palabra sé que lo estoy haciendo mal. Es la palabra ‘presencia’. Incluso al escribirla ahora me sale mal: ‘precensia’; sé que es un defecto que tengo quizás por ser jerezano y cecear; de ahí la confusión al escribir. Si están atentos a mis escritos, verán que algún día se me escapan.



Yo odio estas maneras de escribir de hoy al estilo de los móviles. Las q que son k. Ya me entienden. Es que ni me molesto en leer. Me castigan la vista. Me cansan. Porque aparte de incómodo, son peligrosas. Porque contagian. Uno es una esponja. Lo que ve, lo asume y lo escribe. Y leer cosas que están mal, implica que luego vas a escribir mal.



Hay que ser muy cuidadoso con lo que se lee y huir como del aceite hirviendo, de cualquier escrito con faltas de ortografía.



No me gusta calificar a las personas porque escriban con faltas. Según el motivo.



La generación de mis padres, y mis padres mismos, siempre han escrito con faltas. Y gracias a Dios, que han podido escribir. Porque mi padre aprendió en la mili; mi madre sí fue al colegio, pero no el tiempo suficiente.



A pesar de que han leído mucho, periódicos y revistas, nunca hubo manera de corregirles las faltas. El problema creo que se debía a que no escribían, nada más que lo preciso. La lista de la compra y cuatro cosas más.



Pero a la generación de hoy, los de mi edad y más jóvenes, no se lo tolero. Entiendo que alguien se pueda equivocar, pero escribir con faltas de ortografía es inadmisible. Mucho más si ocupas un cargo de responsabilidad o eres funcionario. Cero en tolerancia. Da pena llegar a la Universidad y ver como escriben compañeros tuyos. Entra uno en el foro de la carrera y se queda espantado.
La causa: que no se lee y que reina la ley del mínimo esfuerzo.



Eres lo que escribes. Eres como escribes. Reza un logo en mi blog y en muchísimos más. Luchemos por escribir bien.



Digo yo que si uno cuando sale a la calle, se peina, se afeita, se pone guapo, se echa colonia, ¿por qué no va a preocuparse del lenguaje, de escribir bien, de hablar bien, ya que es una parte tan importante de nuestra persona?



Pero donde hay que tener cuidado especial es cuando se escribe para algo público. Por ejemplo, un blog. Suelo hacerlo en el procesador de textos. Repaso luego las faltas por mí mismo. Muchas veces cuando lo pego ya en el blog y lo edito, me doy cuenta de que siguen faltando algunas tildes; de que tal palabra se repite, y vuelta a corregir.

Hoy se me ha venido todo esto a la cabeza porque en mi coche me han dejado en el parabrisas (publicidad que detesto; me mata el tener que darme cuenta de que hay un papel puesto cuando ya estoy circulando) un papel informativo sobre una manifestación que va a haber en Jerez de personas contra el IBI. No entro en el debate del catastro, pero ustedes lean el papel en cuestión, y verán que esa plataforma debería de haber tenido un poquito más de cuidado y tacto con la ortografía, al repasar lo escrito, un escrito en teoría dirigido a muchísima gente.

Postdata. Estos artículos sobre ortografía tienen un efecto boomerang curioso. Algunas personas en cuanto ven que hablas de ortografía, empiezan a mirarte con lupa para pillarte en lo más mínimo. Están en su derecho. Revísenme. Corríjanme. Así, yo también aprendo.


9 comentarios:

El Peregrino Ruso dijo...

Yo me niego a leer los mensajes que de movil que utilizan un falso castellano, es mas, respondo por favor respondeme en mi lengua. es horrible ver el mensaje de un joven en el movil. Esto nos lleva a una degradacion de la cultura y de nuestro idioma. Estoy totalmente deacuerdo contigo Alfonso

Ana Belio dijo...

Yo también tengo ese logo en mi blog Alfonso.
Hace unos cinco años, al empezar a escribir, alguien me hizo ver mis faltas, y desde entonces repaso, repaso y repaso, pero me sucede lo mismo que alguna se me cuela.

Eso sí, me gusta que me lo hagan saber.

Un saludo Alfonso.

Gracia dijo...

Estoy de acuerdo contigo Alfonso. A veces se nos cuelan faltan pero creo que es inadmisible que en medios de comunicación y textos oficiales haya faltas de ortografía y errores gramaticales. Por ejemplo, en unos apuntes de un Máster impartido por una universidad pública leí: "clasificación zonifica" ó "la agua"... ¡Dios mío! ¿Qué es eso de "zonifica"? ¿Nadie se lee estas cosas? Por favor, que me devuelvan los miles de euros que he pagado por recibir este curso.

la mirada de Ruth dijo...

Que razón tienes, parte del problema viene como bien has comentado en que no se práctica el hábito de escribir, a mi me encanta y me apasiona, pero no me enfado tanto cuando observo alguna falta de ortografía porque somos humanos y nos equivocamos. Aunque hay veces que son faltas producidas por las precipitaciones y no repasar el texto. Un saludo

Mario dijo...

Estoy contigo en lo de las faltas. A veces, leyendo te chirrían los ojos cuando ves alguna demasiado grave. Pero he de reconocer que a mí también se me cuelan.
En algunas ocasiones, estoy escribiendo y me quedo parado porque no se como escribir lo siguiente. Dudo. Y eso que seguramente lo he escrito mil veces.
En fin, todos cometemos torpezas. Pero está bien poner algo de nuestra parte para superarlo.

Un abrazo.

Cat's dijo...

lo k pasa s q tu no stas n la onda cmo yo.
ja! no me entero de nada con los mensajes de movil. nada, reconozco que suelo tener algún que otro error de ortografía pero me pasa como a vos. cómo digo PRESENCIA, PRESENSIA, PREZENZIA???? PREZENSIA? SHO DIGO PRESENSIA, Y YA ESTÁ. JEJEJE

S. dijo...

He de confesarte que no he leído la entrada entrada porque hice el primer intento de detenerme para comentarte a la de YA que yo también soy bastante quisquillosa en el tema de las faltas ortográficas.
Pero seguí leyendo.
Hasta que leí lo de jerezano y ya me puse a escribir lo que ahora estás leyendo (si lo llegas a leer, CLARO).
Mis pares de la Barriada Federico Mayo.


Un saludo.


S.

SOMMER dijo...

S k amigo mío, no se x q dices eso de q aora s escribe con faltas de hortografia. Yo me como el koko cdo stoi lellendo pa no tenelas. Pero ai veces q me se escapa alguna.

Vesos con V de Varcelona

Victor dijo...

Déjense de tonterías, yo puedo escribir un mensaje de texto en el móvil así: "ola k tal, cmo stas?", y no por eso me equivoco al escribirlo en un papel, es simplemente funcionalidad, rapidez, facilidad de comunicación. Si quiero escribir bien, lo hago, y si no, no, porque eso no son faltas de ortografía, es una reducción de caracteres.
Eso no quita que me duela mucho la vista cuando veo faltas como:
"Haber si nos vemos pronto".