30 julio, 2008

Extremadura somos todos.


Vía Mercè, vía Netoratón, me quedo patidifuso viendo la imagen que estáis viendo y que probablemente halláis podido ver en algún otro sitio.

De verdad, que me gustaría poder coger un día a los nacionalistas, ya sean de derechas o de izquierdas, ya sean nacionalistas de un estado, de una región o de un barrio de su pueblo.

Cogerlos y llevarlos un día al campo, donde no hay señales de identidad cultural ninguna en relación con banderas e himnos. Donde las lechugas, las berenjenas y los tomates son iguales.

Cogerlos, y llevarlos de noche para enseñarles el cielo.

Para que vean, que la vista no hay que tenerla tan corta. Que podemos tener cuestiones administrativas distintas para solucionar los problemas cotidianos, pero que en el fondo, mirando al cielo, nos damos cuenta de que todos y todas somos lo mismo: humanos.

Catalanes, vascos, andaluces, gallegos, murcianos: lo mismo.

Españoles, peruanos, argentinos, chilenos, chinos, noruegos, coreanos del norte, coreanos del sur: lo mismo.

Negros, blancos, morenos, mulatos, rubios: lo mismo.


Mirando el cielo, somos lo mismo.


Pero lamentablemente, algunos sólo son capaces de mirarse la punta de nariz.


Quizás mejor que pasarles antes por una mirada al cielo, sea mejor que se pasen por una biblioteca, y lean.


5 comentarios:

David Santos Holguín dijo...

Sólo una apreciación, no creo que existan los nacionalismos de izquierdas sino entienden que es la palabra solidaridad. Es más, creo que tampoco existen los nacionalismos de derechas, porque basar sus ideas en símbolos como patrias, banderas y objetos demuestran que no es una ideología, ni siquiera racional.

Besos
David Santos
www.13rosas.blogspot.com

Paquito dijo...

Esta mañana he visto el comentario y la foto. Creo que se ha pasado cuatro pueblos y aunque parece ser que ya ha pedido disculpas el daño está hecho.
Hay que tener cuidado a la hora de escribir en un blog porque tu libertad acaba donde empieza la de los demás.
Un saludo

Gracia dijo...

Parece mentira que en el siglo en el que estamos, aún sigan existiendo nacionalismos. Ahora que la comunicación ha avanzado tanto que parece que no existen fronteras, que todo lo que antes estaba lejísimos ahora está a unas cuantas horas, siga habiendo gente que se empeñe en levantar barreras. Este concejal que ha hecho alarde de su falta de solidaridad, grosería y educación podría dedicarse a otro tipo de menesteres más adecuados a su condición de "homo no evolucionado". Que ya está bien de provocar, insultar y faltar al respecto de los ciudadanos, cuando a la mayor parte de nosotros, catalanes o no, no nos importa que nuestros impuestos o nuestro PIB vaya en parte a ayudar a quienes lo necesitan más. A mí no me ha hecho ninguna gracia el cartelito al igual que a los extremeños, y confío en que a muchos de sus votantes tampoco.

Laura dijo...

Alfonso, toda la razón: leer un poquito, viajar un poquito...no es tan difícil. Cuando uno viaja y se convierte en el extranjero, en el guiri, es cuando te das cuenta que no eres de ningún sitio.

El Peregrino Ruso dijo...

Es lamentable lo de este señor que se dice que es de izquierdas, si esto es la izquierda de nuestro país apaga y vamonos. La politica cada dia esta perdiendo el norte y cada dia distingo menos entre izquierda y derecha. La politica se ha convertido no en un servicio al pueblo, sino en ocupar un sillon y beneficiarse de todo, vamos todos para el pueblo pero sin el pueblo