15 julio, 2008

Abusos sexuales.



Hagan un acto de fantasía conmigo: imagínense que el Presidente Zapatero, cada vez que vaya de visita oficial por las Comunidades Autónomas, o por las distintas naciones del mundo, antes de pisar tierra, tuviera que pedir perdón a toda la ciudadanía por los abusos sexuales que cometen, bajo el amparo de sus superiores, los funcionarios de las distintas administraciones, sobre todo, a menores.



No me negarán que la que se liaría en este país sería gorda. No soy capaz de pensar qué diría el Partido Popular de Rajoy o el Partido Popular de Esperanza. Qué escribirían en sus editoriales algunos diarios. Con qué nos despertaría alguna emisora de radio. Qué comunicado sacarían los obispos de la Conferencia Episcopal acerca del asunto. Qué manifestaciones nos montarían en apoyo de la familia y de la infancia. Qué dirían los líderes de gobiernos de otros países sobre nuestro Presidente. Qué dirían en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas.



Cuento esto, porque es similar lo que está ocurriendo con nuestro Papa. Es patética su imagen de ir pidiendo perdón a cada sitio que va por los abusos sexuales de miembros que están bajo su mando. Además de patético, es de vergüenza. Porque el daño que le está haciendo esto a la imagen de nuestra Iglesia, es inmenso.



De qué sirven las campañas publicitarias. De qué sirven los discursos. De qué sirven las manifestaciones. De qué sirven miles de jóvenes aplaudiendo, si esto, lo tira todo por el suelo.



De qué sirven las condenas a las madres solteras por haber hecho el amor y tenido un hijo sin haber contraído matrimonio. De qué sirven las condenas a las personas homosexuales que se aman con amor puro. De qué sirven las condenas a las personas que utilizan el preservativo como anticonceptivo o como medio de protección. De qué sirven las condenas al aborto, si cuando nuestro Papa , se pone junto al gran jefe Bush, calla. De qué sirven las condenas a la pena de muerte, si cuando nuestro Papa, se pone junto al gran jefe Bush, calla. O cuando se condenan las guerras, y al lado de Bush, también calla. Y encima, le recibe con todos los honores en los jardines vaticanos.



El Papa Benedicto XVI llegó hoy a Sidney, donde tiene previsto llamar a la 'reconciliación' y a la confesión de la 'culpa' en memoria de los afectados por el escándalo de abusos sexuales que ha afectado a la Iglesia Católica australiana, afirmando que la pedofilia es un 'problema incompatible' con los deberes del sacerdocio.


¿Problema incompatible? ¿Abusar de un niño/a es ‘un problema’? ¡Por Dios, clama al cielo!



Es un delito. DELITO. D-E-L-I-T-O. Y el que lo hace, a la cárcel. Sí, se pide perdón, pero a la cárcel.



De qué sirve todo, si predicas y no te aplicas. No sirve de nada. Sólo, para pasar vergüenza.



Menos mal que Dios es grande, y con millones de católicos decentes, pone a cada cuál en el sitio que se merece.

12 comentarios:

Agata dijo...

Todos los pederastas A LA CARCEL.Lleven sotana o bermudas,crean en Dios o no...Como madre me tiro de los pelos con el tema de tu post.Que no oculten ellos estos DELITOS...No son problemas,como tú dices,son DELITOS...Los pederastas se mueven sigilosamente en trabajos o en sitios plagados de niños.Es muy fácil para ellos ganarse la confianza de un inocente.Son unos miserables.Los policías que visionan las imágenes que tienen las redes de pederastas tienen que ser sustituidos cada poco tiempo.Dicen que lo que ven es inhumano...Por eso si yo fuera una antigua niña abusada por un cura,o algún niño que yo conozca,me volvería loca si el PAPAGUAPO pide disculpas...Y hasta aquí puedo leer,porque me estoy encendiendo y no quiero faltar al respeto.

Suel dijo...

El tema es complicado porque la mayoría de la gente mezcla la fe, las creencias religiosas y toda la parafernalia que rodea a la Iglesia cuando se saca este tema, y creo que es mucho más sencillo. Yo, como creyente, no necesito que el Papa me pida disculpas de todo corazón, lo que necesito es ver que a esos individuos (sin duda una escasa minoría dentro de la Iglesia) se les excomulga, se les denuncia y se les manda a la cárcel. Vamos, lo que se suele decir de predicar con el ejemplo...
Un saludo.

Miguelo dijo...

ahora vamos al vaticano les robamos las joyas y cuando nos pillen con pedir perdon solucionado

Ana Belio dijo...

Yo como madre también me tiro de los pelos con esto.
No quiero imaginar lo que las madres afectadas habrán pasado y pasarán con las secuelas que algo así le deja a un niño/a.

Y lo peor es que haya sucedido con un miembro de la iglesia, porque pide perdón el jefe, pero después entre ellos se tapan protegen y perdonan, alegando al perdón divino.

Da igual que haya leyes, ellos, tienen sus propias leyes dentro del catolicismo y con tal se las aplican.

Un saludo Alfonso.

Gracia dijo...

Estoy de acuerdo contigo Alfonso, es terrible como se trata este tema en la Iglesia. Un asunto así debería salir a la luz al primer indicio y al abusador a la cárcel sin miramientos... Basta de eufemismos e hipocresía.
Por cierto, no hace mucho escuché que en internet se había propuesto celebrar el día del orgullo pederasta. Me pareció tan horrible que me entraron ganas de vomitar. ¿Qué le está pasando a esta sociedad? Tanto abuso, tanta violencia, tanta deshumanización. Es terrible.

Satie dijo...

¿Y por qué no la castración química?

la mirada de Ruth dijo...

Mi conclusión a esta entrada tiene una sencilla explicación, como estamos hablando de la Iglesia, decir: Jesús dijo mientras estemos en la tierra obedeceremos a la justicia terrenal y a la Justici Celestial. Que me diga a mi Benedicto porque no deja aplicar la justicia terrenal, aquí o "todos moros o todos cristianos", porque a los ojos de Dios, todos somos iguales.
Y que no calle ante Bush, bueno perdón ya a callado, entonces le ha otorgado a este el permiso para seguir haciendo actos fatídicos y criminales, luego que no se lamente.
Un saludo para tod@s, gracias Alfonso por esta entrada.

Raúl Perales Acedo dijo...

Hola Alfonso, Dios será muy grande pero este tio no tiene nombre. Además eso de Dios es grande y reparte... suena a conformismo, y se que tú no lo eres. Basta ya! Cada vez estoy más asqueado de esta jerarquía eclesiástica. El Pederasta es un enfermo, así que al psiquiátrico. Así nos va el mundo con el pecado y la culpa. ¡Viva Serrat y su canción los macarras de la moral!

Rukaegos dijo...

El caso es que pidiendo perdón o no, la jerarquía ha sido cómplice de muchos de esos abusos: los conoció y no quiso intervenir o simplemente trasladó el problema. Yo no estudié con curas, pero a los de mi generación y posteriores que conozco si les preguntas ¿quién era el tocón de tu colegio? responden con inmediatez y siempre a igual colegio igual nombre.

Y luego somos los homosexuales los pervertidos, según tantos católicos y tantas jerarquías que hacen la vista gorda con los abusos a niños y niñas ... Y llegan a decir que provocan.

Miguel Serrano dijo...

Hay que sacar a la luz pública todos los trastos sucios de la Iglesia, y romper de una vez por todas el concordato que une a nuestro Estado con la IGLESIA......no dice la constitución que somos un Estado LAICO?=?????donde está la laicidad????UN SALUDO

Alfonso dijo...

Gracias por vuestros comentarios, van en la línea de lo que yo pienso... sin embargo me llama la atención el de Satie ¿castración química? ¿en serio? ¿es realmente efectiva? Es un tema interesante para debatirlo.

la mirada de Ruth dijo...

Con respecto a la castración química, mi opinión es que no creo que solucione el problema. La pederastia en si, es una enfermedad de la mente, aunque sometamos al individuo a una castración creo que seguirá obrando igual. Por ejemplo es como la problemática de las drogodependencias algunos, adictos siguen tratamiento con la metadona para no padecer el síndrome de abstinencia, pero por su vicio a esta sustancia siguen consumiendola, de la misma manera creo que el pederasta volverá a cometer delitos de abuso a menores. Un saludo a tod@s.