04 mayo, 2008

Tu nombre, a la Luna.

¿Rara la foto de la Luna, a que sí? Como que es su cara oculta... (la foto es de la NASA)




Una vez que hice en mi mente un esfuerzo para saber cuál era mi primer recuerdo, descubrí que no había uno sólo, había varios, y en uno de ellos, aparecía ella.
Supongo que con apenas cinco o seis años, cuando miré por primera vez al cielo con atención, sentí lo que quizás sintió Moonwatcher, en 2001.
¿Qué es eso? Pensaba yo, mientras caminaba con mi hermana por un carril oscuro, sólo iluminado por la luz de eso y las estrellas, por lo que hoy, abunda en luz y que conocemos en Jerez como la barriada de la Granja.
Entonces, no había pisos, ni aparcamientos, ni nada. Era todo campo, con un cielo limpio.
Eso era la Luna.
Seguro que le preguntaría a mi hermana o a mi padre que qué era aquello, pero no logro recordar sus respuestas. Sé que la miraba cuando podía, y que me preguntaba por qué cambiaba de forma.
Fui creciendo y ya me enteré que es lo que era. Nuestro satélite natural.
Cuando el primer astronauta llegó a pisarla, yo tenía cuatro años. No me acuerdo de aquello, no me puedo acordar.
Más tarde, cuando aprendí a leer, cayeron en mis manos, o mas que cayeron, los busqué, tebeos y cuentos que me hablaban de la Luna.
Quien más emocionó, fue sin duda Julio Verne, con su Viaje a la Luna. Barbicane, Nicholl, Michel Ardan se convirtieron en mis héroes.
Luego fui escudriñando más el cielo, preocupándome más por estrellas y galaxias y la abandoné un poco, hasta que la serie Espacio 1999, con su base lunar Alpha me hizo soñar de nuevo con ella.
La película Apolo XIII atrajo de nuevo mi atención sobre la Luna, y empecé a estudiarla otra vez: enésimo intento de aprenderme de memoria sus cráteres, sus mares.
La Luna, siempre acompañándonos a los humanos, inspirándonos de todo: música, pintura, libros, etc.., también miedos, romanticismo, fábulas...

A cuento de qué os relato esto. De algo que esta semana me ha llamado particularmente la atención.
Si me lo hubieran contado hace veinte años me hubiera parecido una trola. Pero no. No.
La NASA nos permite escribir nuestro nombre en un microchip que irá a la Luna en la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), una misión de la NASA que prepara el regreso del ser humano a la Luna en el año 2020 (si no se adelantan antes los chinos).
Esta nave sobrevolará la luna a una distancia de 50 kms, analizando nuestro satélite para favorecer el regreso de los astronautas.
Nuestro nombre irá en esta nave, que estará un año dando vueltas, y luego se quedará ahí hasta que la Luna la atraiga y se estrelle contra ella.
Pero no deja de estar bien esa oportunidad que tenemos de subir nuestro nombre a lo más alto. Yo la lo tengo. M. lo tiene antes que yo. Y tú también puedes tenerlo. Además, te permite crear un diploma en pdf para que presumas por ahí :) Aquí os dejo el mío a título de ejemplo.
.
.


.
Sólo tienes que entrar en







introducir tus datos, y alehop, a la Luna.
Tienes más información sobre la misión aquí




http://www.nasa.gov/mission_pages/LRO/main/index.html

Eso sí, todo está en inglés. El plazo es hasta finales de Junio.
Mientras llega el día de la misión, que seguiremos con particular interés (buena campaña de publicidad de la NASA, que es el trasfondo de todo esto), os dejo esto para que soñéis con ella. A mi criterio, la mejor canción – y se han hecho tantas – dedicada a la Luna.



2 comentarios:

Agata dijo...

Me estoy empezando a "acojonar" un poco,Alfonso.Te puedo decir que ésta noche,intentando pillar el sueño,pensaba en hacer un post de mi primer recuerdo...No tiene nada que ver con la luna pero cuando he empezado a leer tu post un tembleque me ha entrado en el corazón.No sé quién de los dos es el brujo.Yo tengo más cara de bruja que tú.JAJAJAJA.

Alfonso dijo...

jejeje, yo cuano estaba en el lado oscuro, leía el futuro en las estrellas, las cartas, las manos, etc... menos mal que me recompuse y vi la luz.
Pero sí, algún sexto - o séptimo - sentido, debemos tener jeje
pero no tengo miedo Agata, mientras tú no me regales ninguna poinsetia jjejeje