18 mayo, 2008

¿Estamos solos en el Universo?

Yo siempre he sido muy inquieto con respecto a todo el tema de la astronomía y el estudio del universo. Creo que tuvo mucho que ver el vivir en el campo y poder disfrutar del cielo desde que abrí los ojos.
Mirar el cielo te provoca hacerte muchas preguntas.

La más típica: ¿estamos solos en el universo?

Cuando tenía once o doce años vi una serie de reportajes en una revista que se titulaba No estamos solos, de Juan José Benítez.
Contaba este señor que unos hombres en Perú, habían contactado con extraterrestres.
Ni que decir que yo me lo creí todo.
Estos extraterrestres venían a avisarnos de que se iba a producir una gran catástrofe en el planeta, si la humanidad seguía como iba. En aquel tiempo, hay que recordar que la Guerra Fría estaba en pleno apogeo.
El Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias, IPRI, era el encargado de los contactos. Los elegidos.
Algunos de los extraterrestres provenían del satélite Ganímedes de Júpiter.
Por aquel tiempo, las naves de la NASA Voyager I y Voyager II, llegaron a Júpiter en 1979, y anunciaban, iban a mandar fotografías de sus satélites galileanos, entre ellos, Ganímedes.
Yo estaba asustado y preparándome psicológicamente para el descubrimiento más grande de la Humanidad: el descubrir vida – y no sólo vida, sino vida inteligente – en Ganímedes. Esperaba con ansias las fotografías de ciudades, naves, extraterrestres...
Las naves llegaron y no vieron nada.
Entonces me di cuenta de que me habían tomado el pelo.
Cuánto mentiroso hay en el mundo. Me engañaron con los extraterrestres, luego intentaron engañarme con los horóscopos...
Y ahora, aunque lo siguen intentando, no cuela ya...

Hace pocos días, el tema extraterrestre de nuevo ha salido a la palestra, con unas declaraciones de un astrónomo del Observatorio Astronómico Vaticano, jesuita él, que nos cuenta que la existencia de vida extraterrestre no es incompatible con la fe católica.

Yo creo sinceramente que vida hay, pero que lamentablemente, no tenemos los medios para llegar a ellos. Si están, están muy lejos. Nosotros no podemos llegar a la velocidad de la luz, porque la física nos dice que es imposible. Somos un cangrejo andando en el espacio.
Nos pueden llegar señales como Carl Sagan nos relataba en la novela Contact. Está el proyecto SETI, pero las señales que llegan del espacio, lo hacen desde muy lejos, lo cuál convierte al firmamento en una máquina del tiempo, que no nos muestra el presente, sino el pasado.

No creo en los ovnis. Miro mucho al cielo, pero no los he visto nunca. Sí me preocupa cuando he hablado con personas, que no son unos papas fritas, como por ejemplo, un piloto del aire que conocí, que me dijo que los había visto.

El fenómeno ovni es digno de estudio, pero nunca desde el punto de vista astronómico. Sí, desde el sociológico, el psicológico y el antropológico.

Ojalá que las administraciones públicas – ahora acabo de ver en Tele Madrid a Javier Sierra e Iker Jiménez, hablando de las caras de Bélmez – no gasten ni un solo euro en financiar programas, que con el velo del misterio y la paraciencia, hacen creer cosas que no son, como aquél disparate de las construcciones en la Luna de Juan José Benítez.

Ya está bien de jugar con la gente. Ya está bien de que nos quieran tomar el pelo.

La vida extraterrestre, por ahora, es sólo un sueño. Os dejo la película que más me hizo soñar.

Encuentros en la Tercera Fase, de Steven Spielberg.




6 comentarios:

Ana dijo...

Hola es la primera vez que te comento, yo como tu no creo en los ovnis, bueno vamos a ver en que hay objetos voladores no identificados si, lo que no me creo es que esten tripulados por hombrecillos verdes... En cuanto al Vaticano, yo siempre he creído que debe de haber vida más allá de nuestro planeta y como cristiana también creo que allá donde allá vida se habrá podido producir la rebelación de distinta forma a la nuestra o de la misma... No sé si he sabido transmitir lo que quería.
GRACIAS.

Alfonso dijo...

Te has explicado perfectamente, Ana. Yo es que eso de 'no identificado' hoy día, pues la verdad que me cuesta creerlo. Si ya desde casa con el google Earth vemos de todo... que no lo identifiquemos nosotros, vale, pero los ejércitos,.. ya no creo que se escape ni una.
Lo que dice el jesuita del Vaticano, pues pienso igual que tú.
Si hubiera otra civilización, y se descarría como la nuestra, desde el punto cristiano hablando, pues Dios se hubiera tenido que manifestar igual que lo hizo aquí... la verdad, que este tema da mucho para hablar y pensar. Éstaría toda la noche escribiendo..
Pero me quedo con la frase de Jesús: Mi Reino no es de este mundo. Muchos jjbenitezs e ikeres con esta frase pensarían que Jesús era extraterrestre... ¿o no? jeje

Angie dijo...

pues yo no sé si existirán o no;el Universo es tan inmenso que por qué íbamos a ser nosotros los únicos.. Yo me conformo con que nos dejen tranquilos y si sobresaltos. Que me encuentro yo uno en mitad del campo y salgo corriendo más rápido que un rayo, jajaja...

Gracia dijo...

Pues yo creo que hay vida, pero desde luego debe ser muy muy distinta a lo que conocemos aquí en la Tierra, puesto que somos como somos debido a una serie de azarosas mutaciones en nuestro sistema genético; la probabilidad de que una mutación aleatoria se repita es de 1 entre miles de millones....
Me encanta este tema...

Alfonso dijo...

Gracias, Gracia por tu comentario; de todas formas, yo pienso que nuestra vida está basada en la química del carbono. Con otro elemento, no se me ocurre que pudiera existir vida, si la entendemos como algo que nace, se reproduce, se alimenta y muere.
Es algo para pensar jeje.
Angie, si un marciano te ve, como va a salir huyendo, chiquilla, con lo guapa que eres :)

Angie dijo...

jajajajajajaja..

Gracias, gracias, pero la que saldría corriendo sería yo, del canguelo que me entraría, jajaja...