01 abril, 2008

Yo pregunto.


Yo no entiendo a mis obispos, de verdad.

A veces me provocan desazón, porque no entiendo sus comportamientos, sus actitudes, y por qué a veces hacen lo que hacen.

Otra vez estamos con el tema del aborto.

¿Qué están en contra del aborto? Claro, los entiendo.

¿Qué si estoy en contra del aborto? Pues sí. Estoy en contra. Considero que es asesinar un ser vivo, indefenso, y que aparte de esto, que no es poco, es una tragedia para la mujer.

Ninguna mujer aborta por gusto, creo.

Y ahora, lo que no entiendo, y ya he explicado mil veces, más las que me quedan aún, me temo.


Pregunto.

¿Para qué?

¿Piensa el señor obispo que porque no haya ley no va a haber abortos?

¿Se pedirá también la abolición de las leyes que condenan a los pederastas?

¿Si se suprimen estas leyes desaparecería la pederastia?

¿Dejamos un grave problema social sin legalidad? ¿Miramos para otro lado?

Obviamente, no.

Así que no entiendo esta postura.

Porque abolir la ley del aborto, sólo es volver a la situación de la España de Franco.

Donde abortaba la mujer que tenía dinero en Londres, y la que era pobre, con la bruja de turno.

¿Es humano esto? ¿Es cristiano esto?

¿Por qué quieren esto los obispos?

¿No se evitan abortos teniendo una ley que regule y que haga pasar la mujer antes de abortar por un médico, que si es antiabortista, le puede explicar lo que es el aborto y aconsejarla, llegando a evitarlo?

¿Se puede ser tan ingenuo de creer que porque se suprima la ley ya no va a haber abortos?

¿Entonces, por qué esta postura?

¿para desgastar al gobierno votado por todos los españoles – católicos incluidos – de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que cuando gobernaba el PP no pidieron la abolición?

¿o para qué?

¿Que alguien me lo explique, porque yo, ni humanamente, ni cristianamente, lo entiendo.

No hay comentarios: