14 abril, 2008

Perversa


Me encantan lo teléfonos móviles, tengo que reconocerlo. Tengo mi casa llena de revistas de publicidad sobre ellos. Estoy metido en foros sobre telefonía móvil. Disfruto con ellos. Con sus botoncitos. Ver cuáles son sus funciones: si es 3G, los juegos que traen, como funciona la agenda, el sistema de alarma como va, si lleva radio, si tiene mp3, cómo es la calidad de la cámara de fotos, y cómo graba en vídeo, qué sistema operativo trae, para poderle instalar un programa que me convierta el móvil en una linterna, o bien en un ahuyentador de mosquitos, la autonomía de la batería... Y que pueda hacer llamadas, claro.
Pero lo que últimamente más me divierte, es el sistema Bluetooth, o brutús, como dice una amiga mía. Bluetooth es una tecnología por la cual podemos conectar por ondas en un espacio cercano a nuestro móvil con otros dispositivos, que pueden ser impresoras, ordenadores, u otros teléfonos.
Aquí está la diversión. Para que el móvil conecte el Bluetooth necesita que se le de un nombre.
He descubierto por la experiencia:
Que si los móviles tienen nombre del tipo: Nokia6300, teléfono, SE300 y así, pertenecen a mujeres mayores de 40 años que les importa un pito el bluetooth, y lo único que quieren el teléfono es para hablar.
Si ponen de nombre: Marta, Pedro30, Toxo18, Angela y así, son de gente joven, que se han pasado cositas – dígase fotos, dígase música – por bluetooth ya.
A mi me gusta hacer lo siguiente. Cuando voy a un sitio con mucha gente, dígase un bar, un restaurante por ejemplo, conecto el bluetooth y veo los nombres de los teléfonos que me aparecen. Intento adivinar que nombres corresponden con las personas allí presentes. Es divertido.
Yo me he puesto de nombre en mi móvil, Perversa, y es justo ponerlo, para ver como los hombres, sobre todo los jóvenes, de pronto se sienten inquietos y buscan con ojos saltones y con el máximo de disimulo quién puede ser la propietaria del móvil, cuyo nombre les incita tanto. Perversa. Yo me río,.. es que los hombres, al final somos tan machotes, pero tan ingenuos...

5 comentarios:

Agata dijo...

Pues al mío lo llamaré "cabroncete"...Por lo último que me hizo.

SOMMER dijo...

Perversa... ummmmm... ingenioso y cruel al mismo tiempo.

Abrazos

Nacho G.Hontoria dijo...

No sé si ha sido esta noche o en la siesta cuando he tenido el siguiente sueño: iba yo andando por la calle tan tranquilo cuando han empezado a sonar las sirenas de la ciudad. Yo creía que se trataba de un bombardeo o algo así, ya ves tú, pero no. Al instante una voz femenina explicaba por los altavoces que se avecinaba inminentemente un bombardeo, pero de SMS al móvil en modo de spam, por lo que, por favor, desactiváramos las opciones de recepción de mensajes y también los blutús.Al rato sonó de nuevo la alarma, pero la del móvil. No había tiempo para más.

Satie dijo...

Alfonso eres un poco pillín...

Alfonso dijo...

Gracias por vuestros comentarios, he sido un poco gamberro, lo sé. Ahora que en pesadillas, Nacho nos gana en imaginación :)