16 abril, 2008

Más que mil palabras (I)


Ahí lo tienes, con sus aguas mansas. Los árabes le llamaron el río del olvido, porque al lado de sus aguas, se olvidaron unas antiguas rencillas entre los fenicios de Gadir (Cádiz) y los griegos del puerto Menesteo (El Puerto de Santa María).
Río Guadalete. En la foto, a pocos metros de verter sus aguas en la bahía de Cádiz.
El catamarán con destino Cádiz, está esperando para atravesar el mar.


Nuestras vidas son los ríos

que van a dar en la mar,

que es el morir;

allí van los señoríos

derechos a se acabar

y consumir;

allí los ríos caudales,

allí los otros medianos

y más chicos,

y llegados, son iguales

los que viven por sus manos

y los ricos.


- Jorge Manrique, Coplas por la muerte

de su padre, fragmento -

No hay comentarios: