15 abril, 2008

La jerarquía de la Iglesia, de nuevo contra los homosexuales, en plena campaña de la Renta


He leído un reportaje sobre un artículo publicado por la revista Alba en El Plural , que me ha hecho pensar un poco. Aquí os dejo mi reflexión, para que ustedes que me visitáis, si queréis, hagáis también la vuestra. En negrilla, el artìculo. En modo normal, lo que pienso.



La revista ultracatólica Alba ha cargado con dureza contra el colectivo homosexual, al que ha acusado de beneficiarse de las ventajas de “una sociedad a la que ellos no dan hijos”.


Se equivocan. Los homosexuales son homosexuales, no estériles. De hecho, muchos homosexuales casados con mujeres, tienen hijos.
Además, las parejas homoparentales sí tienen hijos: los que se adoptan, evitando entre otras cosas, el aborto, con lo que la Iglesia debería estar más que contenta.


El semanario también sostiene que el colectivo homosexual sufre “discriminación positiva”, algo que a su juicio no disfrutan las familias que tienen hijos que, en el futuro, se encargarán de “pagar las pensiones” de los homosexuales que no procrean.


El sistema de pensiones en España es solidario. Efectivamente, hay homosexuales que no procrean. Al igual que ocurre en otros colectivos, como por ejemplo, los matrimonios heterosexuales que no tienen hijos o los curas y monjas.


El mundo gay ha pasado de estar escondido a estar promovido”.


Falso. Ha pasado de estar escondido y reprimido, a ser aceptado por la sociedad, tanto, que ha legislado acerca de sus derechos y libertades.


Al menos así lo entiende el semanario católico, asegurando al mismo tiempo que los homosexuales se han convertido en un “nicho de mercado muy rentable”. Sobre todo para la industria del ocio que, a través de empresas como American Airlines o Vueling lanza mensajes orientados exclusivamente a un público homosexual.


Como todos los colectivos, por ejemplos, parroquias que organizan viajes a Tierra Santa o demás lugares sagrados. Viajar no es pecado. Que se lo pregunten a San Pablo.


Mayor gasto en servicios
Alba sostiene que el salario de los homosexuales es “entre el ocho y el diez por ciento superior a la media”, y se pregunta si en esto hay “discrimación positiva”.


Que nos enseñe el semanario algún convenio colectivo donde exista alguna claúsula o artículo en que se primen los sueldos por ser homosexual, y ya puestos, que nos indique alguna empresa donde se pregunte al candidato o candidata a trabajar si se es homosexual, para repercutirlo en la nómina.


También “el gasto en el sector servicios es más alto que la media” mantiene la revista, relacionando esto con el hecho de que algunas empresas se estén fijando excluisvamente en el público gay como cliente potencial de sus productos.
¿Sin hijos?
“Los gays gastan hasta un 60% más que en otros hogares” continúa el semanario “por la ausencia, en su mayoría, de obligaciones familiares”.


Falso. Los homosexuales no viven como los conejos en una madriguera. Tienen su familia: hijos, padres, hermanos, etc... incluso algunos son miembros de la Iglesia Católica y colaboran económicamente con ella.


Dentro de estas “obligaciones familiares” estarían los hijos que, al no formar parte de este tipo de familias, permiten que una pareja de homosexuales tenga “mayor poder adquisitivo”. Lo que olvida el semanario ultracatólico es que muchas parejas homosexuales adoptan niños.


Falso, digo lo mismo que antes: tienen sus familias.


Familias numerosas
Alba afirma, además, que “según datos falseados por el Gobierno” entre el 8 y el 10% de los españoles son homosexuales, por lo que “no cumplen el nivel de relevo generacional, que es del 2,1″. La revista insiste en que quienes van a pagar las pensiones de una pareja gay “van a ser los hijos de las familias que están teniendo los que ellos no tienen”, sobre todo las familias numerosas, pese a lo cual “¿hay negocios que nacen y se dedican única y exclusivamente a las familias que van a garantizar la supervivencia de nuestro país? La respuesta es no”.


Falso. Las pensiones las pagamos todos los españoles, homosexuales, inmigrantes, curas y monjas incluidos.


Más que probado”
“Está más que probado que (los homosexuales) padecen discriminación positiva”, concluye Alba, pero aún así “nada tienen que decir ante la discriminación o poco interés que la sociedad, desde el Estado a la empresa privada, dedica a las familias con hijos, que sí están garantizando el reemplazo generacional y el futuro de nuestras pensiones”.


Que lo demuestren. No podrán, porque sencillamente, no existe.

Y si padecieran discrimación positiva, que no es así, se lo merecen después de más de cinco mil años de discriminación negativa ¿no creéis?

5 comentarios:

SOMMER dijo...

Hola Alfonso.
Nuevamente me crispo por la dichosa Iglesia. Procuro llegar calmado al trabajo, habida cuenta que hoy he dormido bien.
Pero por la mañana oigo la SER diciendo que el papa (creo que de gira mundial) tiene entre su "programa" el rechazo a la pederastia. Cuanta hipocresía.

Y ahora entro en tu excelente blog y me encuentro con semejante artículo, lleno de patrañas antigüas síndrome de tiempos peores, recuerdos inquisidores y gilipolleces varias.

No puedo amigo Alfonso. No puedo con la Iglesia. Y luego que hagan campañas publicitarias para que los españoles de a pie pongamos un check en la casilla de la Iglesia en nuestra campaña de la RENTA. Y una mierda ¡¡¡¡¡

A mi me parece que ya han vivido bastante del cuento. Me repugnan.

No puedo amigo Alfonso, no puedo con la Iglesia.

Bufff.... me has encendido para toda la mañana. Aunque no es culpa tuya...

Abrazos

Paquito dijo...

La iglesia como siempre suele ir 20 o 30 años por detrás del tiempo real en que nos encontramos.
O empieza a cambiar su discurso en cuestiones como éstas, uso de preservativos, eutanasia, celibato, etc. o se van a ver muy solos.
Cada uno de estos temas merece de por sí un análisis monográfico, pero yo creo que los templos se están vaciando de gente porque la gente quiere otra cosa que ahora mismo la iglesia no está proporcionando

Fabio dijo...

El Río del Olvido...
si pudiésemos construir el mundo del Olvido, donde nos olvidemos de tantas injusticias y atrocidades, y hacer uno mejorrrrr
ahhhhhhh que placer!
del post de la iglesi ni opinare, tantos años formando homosexuales y ahora jodn con todo esto
Un abrazo amigo
siempre es un placer leerte

Alfonso dijo...

Gracias a los tres. La jerarquía , nunca me gusta generalizar y meter a toda la iglesia en el mismo saco, que tenemos es la que es. Son así. Espero que algún día se den cuenta del daño que están haciendo. En fin... por mí no, queda, seguiré escribiendo, denunciando...

Ego dijo...

Ey, manda ese artículo a la revista. Aunque no lo publiquen, que al menos se les caiga la cara ante su vergüenza.
Cuando NAZIntger en potencia anda suelto.
Saludos