23 abril, 2008

Ignorante que es uno


Escuché la noticia así de refilón, mientras conducía.


Un obispo rebelde gana la presidencia de Paraguay.


:-O


Lo mezclé en mi cabeza con la información del viaje del Papa a Estados Unidos.


Suspendidos ad divinis por Benedicto XVI los pederastas.


Estuve a punto de frenar y parar.


¿Un obispo para un gobierno de izquierdas ?


Vaya.


Luego, ya me enteré bien.


El rebelde no era ya obispo, porque había sido suspendido ad divinis.


Demasiado bonito para ser verdad.


P.D.


¿No fue Jesús, el rebelde, suspendido ad divinis por los sumos sacerdotes de la Judea de hace 2000 años?


2 comentarios:

genessis dijo...

Hola Alfonso

Leíste algo de lo que sucedió en este bendito país. Paraguay es un país noble por la cordialidad y generosidad de su gente, me consta, pero es un país pisoteado, aniquilado por los malos políticos. A pesar de todo, existe. Tiene gente y respira.
Te invito que vengas a respirar desde acá, a pisar su polvo, a ver el rostro de su gente y a escuchar su corazón…. Por fin, después de 61 años, el pueblo se preparó para pensar, y no hubo otra alternativa que confiar en uno de “los hijos rebeldes de la iglesia” para volver a vislumbrar una esperanza y reconstruir el futuro.
Cayó el imperio de los colorados (el partido de poder) ante las “sandalias del pescador”. Se sabe que él (electo) no podrá obrar milagros, por que el país con sus estructuras, sus instituciones y sus posibilidades económicas tocó fondo...

Saludos fraternos
Stella

Alfonso dijo...

Ojalá pudiera ir algún día por allí; me gusta América. Y ojalá que la América del Sur (no me gusta que se identifique a América con USA solamente) ocupe en el mundo el lugar que debe y puede.
Cada vez hay gobiernos más populares, pero cada vez tienen más enemigos. Ojalá esta nueva etapa sea fructífera para los pueblos americanos.
Las sandalias del pescador. Qué novela y que película. Que ejemplo para todos. Necesitamos muchas sandalias y muchos pescadores.
Gracias por tu comentario.