14 abril, 2008

14 de abril

A todos los que lucharon por la democracia en España, que se dejaron sus vidas por ella. A todos los que conocemos, a todos los que no conocemos y ni siquiera sabemos donde están sus restos... a todos, los que murieron y padecieron gritando: Libertad, libertad, libertad...

5 comentarios:

Miguelo dijo...

lo unico malo de la republica es el color morado en la bandera... no lo veo bonito...

Alfonso dijo...

La verdad que el morado en la bandera, acostumbrado a la que tenemos ahora, nos suena un tanto extraño, amén de que el morado no es un color muy común en las banderas.

Alfonso dijo...

La verdad que el morado en la bandera, acostumbrado a la que tenemos ahora, nos suena un tanto extraño, amén de que el morado no es un color muy común en las banderas.

Impulsos Culturales La Gárgola Roja dijo...

Estimado Alfonso:

Si lo deseas, compañero, puedes colaborar con algun escrito sobre Astronomía o política en la web www.lagargolaroja.es

Permiteme que te anime en tu idea de crear un grupo cristiano dentro de nuestra Organización, con la intención de mantener una actitud crítica y renovadora dentro de la Iglesia, a la que sabes que yo no pertenezco.

Me cuesta trabajo pensar en el hecho de pertenecer a una Iglesia que no respeta la igualdad entre hombres y mujeres (curas y monjas), no es demorática (elección de los ministros del culto), y mantiene doctrinalmente un mensaje muy alejado del lanzado por Jesus.

Recibe un cordial y sincero saludo, y ánimo, porque no muchos compañeros/as van a entender tu iniciativa (hasta que les hagas entrar en razón).

Alfonso dijo...

Ya, ya , entiendo lo que me dices, qué me vas a contar a mí de la Iglesia, ya que estoy dentro. Pero bueno, la sociedad tiende a interpretar la Iglesia como Rouco, Cañizares y compañía. Y la Iglesia es mucho más, es gente que trabaja por los demás, a cambio de nada. Sólo que la jerarquía hace mucho más ruido que los que realmente se parten la cara en la calle.
Yo, si soy de izquierdas, es precisamente por la formación que he recibido dentro de la Iglesia. En fin , es un debate que habrá, y que a mí lo único que me gustaría que quedara claro, es que no pretendo adoctrinar a nadie, sino que a la sociedad le llegue el mensaje que si eres católico no tienes porque ser por fuerza del PP, sino que más bien es incompatible. Ese es el asunto. Si la jerarquía se mete en política, los cristianos de base, le debemos dar una respuesta política.
A ver si escribo algún artículo, entre radio, agrupación, partido, y exámenes no tengo tiempo ni para respirar.