22 marzo, 2008

Surrexit Christus! ¡Cristo ha resucitado!

Estamos tristes. Le han matado. Al final lo hicieron. Se la tenían sentenciada.
Nos han vencido. Míralos, ahí los tienes. Riéndose están.
Creen que han ganado. Ellos, los Sumos Sacerdotes. Los dueños de la palabra de Dios.
Quieren tanto a su Dios, se hacen tan dueños de El, que no han sabido reconocerle cuando lo han tenido delante.
Ahí están. Se ríen. Mientras siguen insultando a prostitutas, homosexuales, divorciados, mujeres, viudas, no creyentes, enfermos ... a todos los calificados por ellos impuros.
Uno menos. Otro Mesías menos.

Siguen riéndose.



Es sábado por la noche. Parecemos vivos. Vivimos muertos.

Mañana amanecerá de nuevo, será un nuevo día. Seguiremos solos. Después de haber conocido a Jesús, hoy muerto, más solos aún.

¿O no?

Han dicho las mujeres que fueron al sepulcro que su cuerpo no está.

¿¿Qué ocurre??

¡Qué le han visto por el camino de Emaús!!

¿NO OS LO DIJE?

Destruid este templo, que en tres días lo levantaré

Y así fue.

Surrexit Christus! ¡Cristo ha resucitado!

Ya no sonríen los Sumos Sacerdotes, ni los fariseos, ni los adeptos al Imperio...

Surrexit Christus! ¡Cristo ha resucitado!

Os deseo desde este Blog una feliz Pascua de Resurrección, que sea un tiempo de luz, esperanza y de cambio de nuestra Iglesia para que se acerque de una vez al pobre – al de espíritu y al económico - y tome el compromiso con los más despreciados de la sociedad. Por una Iglesia más humana – como Cristo – y más santa – como Cristo también –, que no defraude a cuántos estamos en ella y a cuantos influimos en el mundo.


3 comentarios:

genessis dijo...

Hola Alfonso

Te felicito por el hermoso blog que tienes; temas, fotos, músicas, etc...

Por fin encuentro un blog y a alguien a quien puedo decir:
¡Muy feliz Pascua de Resurrección!.

Me uno a tus deseos, ojalá, desde adentro, no defraudemos a más hermanos y a no “empeñarnos tanto” a seguir escandalizando a los que por alguna o muchas razones están afuera.

Ojalá que la Luz de Cristo anime y encamine nuestras esperanzas y nuestras acciones para ser y hacernos más hermanos, especialmente con los que tienen “menos abundancia de vida...”


Un saludo cordial y fraterno,
desde Asunción, Paraguay
Stella

Alfonso dijo...

Muchas gracias desde el otro lado del océano. Siempre he tenido un especial interés por Paraguay, me gusta la historia de América, he gozado con vuestros paisajes y vuestros orígenes viendo La Misión, y me he criado en una parroquia con el mismo nombre de vuestra capital, Asunción.
Lo dicho, felicidades y gracias por la visita.

El Peregrino Ruso dijo...

Feliz Pascua de Resurección Hermano, que el resucitado entre en nuestros corazones.