07 marzo, 2008

Los que matan los árboles.


Desde pequeño he tenido afición por los árboles. En el año 1980, yo pasaba todos los días por la Calle Porvera de Jerez; por entonces, se habían arrancado unos árboles viejos que habían y se pusieron otros nuevos: Jacarandas (Jacaranda mimosifolia).
Han pasado 28 años, y aquellos árboles jovencitos provinientes de los viveros jerezanos, han crecido hasta como podéis ver en la foto.
La Jacaranda me gusta. Por su porte, su color verde, y sobre todo, por el azul de su floración. Reconozco que es perjudicial para los coches que estén aparcados debajo, pero esas flores azules, dan un colorido espectacular al combinar con el verde frondoso, y especialmente, al caer sobre el suelo, provocando un lindo efecto tapizante.
En Jerez, hay jacarandas en muchos sitios, como en la Plaza de la Hierba o en la Alameda Vieja, pero en la calle Porvera es donde se pueden ver en todo su esplendor. Completa la calle entera de sombras en verano, lo que le hace bajar la temperatura con respecto al resto de la ciudad en varios grados. Como veís, no sólo es el efecto visual, sino el microclimático el que tienen estos árboles.
Pero no a todo el mundo le gusta. Hay gente incluso que los odia – no sé por qué razón y desean matarlos. Desconozco cuál es el adjetivo que hay que darle a la persona que mata los árboles. Sí, mata, porque son seres vivos. No sé si llamarlos asesinos. Pero alguien, hace pocos días, decidió matar cinco de ellos, en la calle Porvera, envenenándolos. Una triste noticia. Muy triste e indignante. Nos han matado un poquito a todos los jerezanos y jerezanas.

Taladores del Departamento de Parques y Jardines de la Delegación de Medio Ambiente y Sostenibilidad han talado cinco ejemplares de jacaranda (jacaranda mimosifolia), de gran porte, situados en la calle Porvera, concretamente a la altura de la calle Gaitán.
Los motivos que han llevado a los técnicos municipales a tomar esta medida es la pérdida de dichas especies y evitar el peligro que pueden suponer para la seguridad ciudadana si caen a la vía pública algunas de sus ramas.
Desde la Delegación de Medio Ambiente y Sostenibilidad se asegura que “los técnicos municipales sospechan que estos ejemplares han sido secados de forma voluntaria porque resulta muy extraño que se hayan perdido cinco ejemplares de la misma zona a la vez y que por ello podría considerarse como un acto vandálico llevado a cabo por algún ciudadano o ciudadana”.
Precisamente, por tener indicios de que se trata de una acción voluntaria contra el medio ambiente y para evitar que vuelvan a producirse actos similares, se ha decidido analizar la tierra de los alcorques en los que se encuentran plantadas estas jacarandas, así como proceder al estudio del sistema radicular de las mismas para conocer las causas exactas que han provocado estos hechos.

La delegada de Medio Ambiente y Sostenibilidad, África Becerra, insta a los ciudadanos y ciudadanas a que en el caso de que observen actos de similares características y que constituyan una conducta incívica respecto al medio ambiente que lo pongan en conocimiento de la autoridad competente para que se actúe en consecuencia.

2 comentarios:

Satie dijo...

Y lo peor es que puede que lo hayan hecho para ver las procesiones desde sus balcones. Multa gorda y a cortarles sus... jacarandas. A mítambién me da pena, pero debe ser costumbre porque por la calle velázquez estaban ayer quitando unos aligustres.

Agata dijo...

No lo puedo entender...De verdad.Hoy llevo un día de malas noticias...El mundo está loco.Sólo puedo entender esta noticia si es por el motivo de que le estorbe a alguien las vistas desde su pisito.Pero qué mejor vista que la de un árbol con tanta solera...De verdad que estoy hoy que me llevan los demonios........