15 marzo, 2008

Lo que la verdad esconde.


La casualidad ha hecho que hayan surgido dos noticias casi a la vez, que muestran dos realidades muy distintas.


La primera, según redes cristianas , José Víctor Rodríguez y José Luis Medina, Victorio & Lucchino (V&L), han sido apartados de una labor a la que se dedicaban desde hace “seis o siete años” gratis y por devoción: vestir a las imágenes de uno de los pasos que cada Martes Santo procesiona en Sevilla con la Hermandad de San Esteban.
La portavoz de los modistos confirma que “han sido expulsados” como vestidores de las imágenes y que en el trasfondo del asunto está el matrimonio formalizado por la pareja hace unos meses. Los modistos rechazan hacer declaraciones: “Prefieren dejarlo pasar”.

Los responsables de la cofradía admiten la desvinculación de V&L, pero niegan que tenga que ver con su cambio de estado civil. El hermano mayor (máximo responsable) de San Esteban, Carlos García Guisado, lo explica así: “Es una decisión de ellos adoptada de forma voluntaria y unilateral. Jamás nadie les ha dicho nada en contra”, asegura García. Otras fuentes afirman que los modistos “han sido invitados” a abandonar su labor, pero que ambas partes han llegado a un “pacto de silencio”. Victorio & Lucchino siguen siendo hermanos de San Esteban. “Nosotros no los hemos echado ni tengo constancia de que se hayan dado de baja”, afirma el hermano mayor. La marcha de los diseñadores ha obligado a la hermandad a desempolvar las viejas indumentarias de las imágenes.


La segunda noticia es la siguiente:


Segun El Plural :


Rodrigo de Santos López, el edil del PP al que se le acusa de haber gastado 50.084 euros del erario público en clubes de alterne homosexuales era conocido en Palma de Mallorca como uno de los políticos conservadores más rectos del Partido Popular. Este católico activista cercano -según informa Levante- al populista Movimiento Neocatecumenal -Kikos- aseguró en 2005 que el debate sobre el matrimonio homosexual es un tema que “no interesa a nadie y sólo beneficia a Rodríguez Zapatero”.


Cuando uno lee esto, se puede dejar llevar por la ira... y empezar a decir cosas. Más que decir cosas: vomitarlas. Pero no.

Hay que guardar la calma.

Manifiesto mi solidaridad con los dos modistos. Tienen que estar sufriendo. Tanto como todos los cofrades homosexuales de Andalucía. Conozco algunos que si fueran apartado de sus tareas, literalmente se morirían de pena.

Lo del concejal no tiene nombre. Lo que he puesto tantas y tantas veces. Haz lo que digo, pero no digas lo que hago. O Predicas, pero no te aplicas.

A lo que llega la homofobia y la represión. Es como cuando la mujer maltratada, defiende a su marido que es su agresor. Pues esto igual. El no aceptar su homosexualidad le crea tal odio a sí mismos a algunas personas, que no saben vivir, y ese odio lo proyectan a su alrededor. De miles de formas. Este hombre, al parecer, según las noticias, a través de la política, condenando las acciones igualitarias del Gobierno de Zapatero.

Pero el sexo puede más. Mueve el mundo. Y no pudo. Sucumbió. Y ahí cayó desde el dinero público hasta ya nos dirán qué.

Y pobre mujer e hijos. Pobre mujer e hijos, repito. Todo por no admitir que se es homosexual. No le culpo sólo a él. Culpo también - casi más - a cada homófobo que con sus comentarios - desde chistes 'sin importancia' a insultos - asustan a homosexuales de tal manera, que al final ocurren estas cosas.

Qué verguenza.

El resto del comentario de este post, le nacerá a usted, amable lector o lectora, en lo más hondo de su conciencia.

1 comentario:

Agata dijo...

Con la primera noticia me has dejado "muerta"...No lo entiendo.Antes sí,ahora que están casados no.Menos mal que ellos (Jose Victor y Jose Luis)tienen más educación y no entran en polémica.
Con la segunda noticia mi opinión es la misma que te dejé en tu post titulado "Hipócritas"...