15 marzo, 2008

Día del seminario (3)

Alguna vez fui a encuentros de oración en donde se encontraba el Seminario Diocesano de Jerez, en la calle Tardixt, junto al Tempul.

Me gustaba el sitio. Cerquita de casa. Se conseguía el clima de oración bien. Bueno, recuerdo las risas que provocó un compañero cuando al entrar a una habitación pequeña que había al frente de la entrada, para llamar por teléfono, en vez de darle a la luz, le dio a un timbre, que nos hizo a todos dar un respingo. La oración se fue al garete claro, estábamos con taquicardia.

En aquella cena de por la noche, los jóvenes nos pusimos juntos. El cura se sentó con nosotros, y le preguntó a mi compañero: ¿y tú, porque no te haces cura?

Se le atragantó la comida. A él y a todos. Porque sabíamos que la pregunta, iba para todos nosotros.

Una mañana, me encontraba leyendo una de mis lecturas favoritas, la de la oración en el huerto, según el Evangelio de San Juan, y caminando, me encontré una estampita tirada en el suelo. Aún la conservo. Era un dibujo de un sacerdote, con la leyenda, Fermento del Mundo. Atrás, una oración por las vocaciones. Muy bien hecha y que refleja lo que yo entiendo por un sacerdote. Uno más entre el pueblo, con la única diferencia, de que tiene un ministerio sagrado.
.


Qué listo es el cura, pensé, se cree que me chupo el dedo.Llevaban tiempo pidiéndonos a los jóvenes – tenía 20 años – que nos plantearamos el ministerio del sacerdocio. Yo me lo llegué a pensar. Me agradaba ser cura, no me caía mal. Pero había algo que me frenaba. Eso de que no te pudieras casar.. Yo, no tenía pareja, ni pensamientos. Pero esa falta de libertad.. ¿Cómo iba a saber yo lo que iba a necesitar afectivamente el día de mañana? Así que decidí, que no.Y me alegro de la decisión. Porque hoy veo gente de mi generación sacerdotes, que no han sabido llevar la castidad como manda la Iglesia.

Este fin de semana, leía los textos que con motivo del Día del Seminario escribía el Obispo de Jerez.

Entre otras cosas dice que hay más de 1.300 seminaristas para toda España. Para 40.000.000 de españoles, más de 1.300 candidatos a sacerdotes.


Continuará.

No hay comentarios: