17 marzo, 2008

Atención al cliente


Le llaman panchitos. No sé si con una connotación peyorativa. Pero les dicen así: los panchitos.
Se refieren a las personas extranjeras, normalmente hispano hablantes de América, que atienden los servicios de Atención al Cliente de muchas empresas.

En este caso, voy a hablar de los que atienden en Vodafone.

Yo tenía una línea de contrato y otra de tarjeta. Como iba a utilizar la de tarjeta más, decidí pasarla a contrato, y así tener dos líneas de contrato, en forma de contrato familiar, con las ventajas que eso conlleva.
Ahí empezó mi calvario.
La chica que me atendió y yo hablábamos idiomas distintos. Sí, español. Pero ella de Chile, y yo andaluz, nos costaba entendernos.
Me dio de alta, pero lo hizo mal. Porque me dio de alta en línea aparte. Con lo cual, me encontré con dos líneas, sin contrato familiar: duplicidad de facturas, de cuotas, puntos separados.. mal, muy mal. Creé una incidencia.
Eso me costó tiempo, porque la chica que me atendío me hablaba de ‘crear una avería’. Le tuve que explicar que en español de España, ‘avería’ e ‘incidencia’ no es lo mismo. Y ‘crear’ cuando se refiere a ‘incidencia’ es ‘dar aviso’ y ‘crear’ cuando se refiere a ‘avería’ es hacer algo que provoca que una cosa no funcione.

Explicado esto, me llamaron y me dijeron que todo estaba solucionado.
Olé.
Mentira.
Ayer recibo una factura doble.
Una a nombre de Alfonso Saborido y otra a nombre de Alfonso Saborido y mi segundo apellido. Me cobran un ‘cambio de titular’. Obviamente, yo no he cambiado de titular . Solamente me di de alta en una línea nueva.

Llamo otra vez al 123. Lo coje una española. Nos damos cuenta de que la extranjera – como en su país no utilizan el segundo apellido – no me lo toma a mí. Y cuando llamo y lo coje una española, si hace uso del segundo apellido. Y claro aparecen dos personas distintas en los sistemas informáticos. Alfonso Saborido y Alfonso Saborido xxxxxxxx.
Un desastre.
El servicio de Atención al cliente de Vodafone es patético.
Entiendo que las criaturas contratadas intenten hacerlo bien, pero no están preparadas. Te dicen buenos días cuando es por la tarde. No saben donde está Jerez. Me preguntaron si estaba en Castilla La Mancha. No tienen ni idea de cuando le hablas de algo técnico: ya sea internet o cosas parecidas.
Y todo con la comodidad de llamadas gratuitas que se pueden extender a más de treinta minutos.
Pero lo peor de todo, no es que sea Vodafone.
Es que todas son iguales o peores. Teléfonica tiene los precios más caros, y si llamas a otro operador que no sean ellos, te clavan. Yoigo miente más que habla: verdad verdadera. Te promete llamadas entre yoigos hasta que se te acabe la batería, hacen miles de clientes, y cambian la tortilla , y te dejan ya sólo una hora. A ver con que nos sorprenden el mes que viene. Verdad de la buena. Orange es heredera de la antigua Wanadoo. Con eso está todo dicho.
Seguimos estando indefensos.

1 comentario:

Agata dijo...

Cat´s te ha dejado un regalo en su blog...