03 enero, 2008

No me equivoqué

Por desgracia. No me equivoqué. No quería ser pájaro de mal aguero. Pero en Nochevieja, una chica de Jerez, de los Albarizones, con 24 años era herida de gravedad por un petardo. Ha perdido un ojo, y más de 200 puntos en la cara, con pérdida de masa ósea.
Dije que iba a pasar y pasó. Lamentablemente, tienen que ocurrir estas cosas para que tomemos medidas. Ojalá que no pasen más. Mientras escribo esto, han sonado seis petardos - bombazos - al lado de la radio.

1 comentario:

Agata dijo...

Sí,me enteré el día de año nuevo.Y me acordé de lo que dijiste y de que la noche de fin de año íbamos con nuestros hijos al coche con miedo.Y ayer,en Lepe un niño de cinco años se quedó sin dos dedos por lo mismo...