13 enero, 2008

José Angel



Cuando uno ve este disco la primera vez, ahora, en 2008 , la reacción es imprevisible. Salir llorando, salir corriendo, salir riendo. Es de lo más friki.

Pero si uno lo ve despacio, y se traslada con la mente a finales de los años 1970, descubrir que había alguien, como José Angel, que tenía la valentía de denunciar la homofobia, sobre todo por parte de algunos católicos, es no menos que sorprendente.

En aquellos tiempos, los homosexuales estaban perseguidos por la ley de vagos y maleantes.

Recomiendo la lectura del libro 'El látigo y la pluma' de Fernando Olmeda, una investigación a fondo sobre la represión de los homosexuales durante el franquismo. Editado por Oberon (2004). Premio Shangay al mejor libro de temática gay-lésbica del año.



El tiempo ha pasado. No sé que habrá sido de José Angel. Pero lamentablemente, en la Iglesia Católica sigue habiendo homófobos. Les escuchamos todos los días.

Va este vídeo por todos los homosexuales, que llegaron tarde. Los que sufrieron las burlas de los demás. Los que fueron metidos en las cárceles. Los que no pudieron saber ni gozar de la libertad de poderse dar un beso en un parque. Los que no fueron libres para amarse. Por los que murieron con esa pena. Para todos ellos. Y para los homófobos, para que recapaciten.



La letra de la canción es esta:


Madre, no te pongas triste,cara de virgen,aquí estoy yo.
Madre, siga adelante,no tengas temor.
No soy un ladrónque roba el corazón,
tengo un corazóny un buen corazón.
Quien nos margina comete un error.
Madre, en mi alma siento un gran dolor,
por aquellos que son marginados sin razón.
Madre, quien nos margina, creo que pecan contra Dios.
En cuerpo y alma nos creo,
tengo un frágil corazón,
quien nos margina comete un error
Madre, soy cristiano homosexual,
mas que importa el susurrar,
si yo soy cristiano homosexual.
Madre, soy cristiano homosexual,
mas que importa al comulgar,
por que soy cristiano homosexual
Quiero decir, a todo el mundo,
especialmente a aquellas personas que nos marginan,
que nosotros los homosexuales somos personas como ellos verán.
Que no somos animales venidos del infierno.
Que ya llevamos en la vida una cruz muy grande
para que sobre ella nos tachen de retrasados.
Que piensen por un momento en la posibilidadde tener un hijo homosexual.
Mi intención no es insultar,
sino que me acepten como a una persona más.
Por eso mi canción dice:
Madre, soy cristiano...homosexual.




3 comentarios:

Agata dijo...

Pues sí que fue valiente José Angel por aquella época.
Ayer salió ardiendo el cine Luz Lealas.Yo que hace poco hablé de él cuando la película de E.T....Jo,aunque estuviera abandonado ahora parece que una parte de mi infancia y adolescencia se ha quemado.La parte que me hacía soñar.

Alfonso dijo...

sí, me enteré del incendio, una pena... que investiguen por qué ha salido ardiendo.

mercedes dijo...

La verdad la cancion es una frikada bastante feilla pero había que tener mucho valor para permitirse una letra de este tipo en esas épocas. Eso es de respetar