27 enero, 2008

Desde fuera del armario: homosexuales católicos.

Subo el programa antepenúltimo de Desde fuera del armario, que hace Jerelesgay en Onda Jerez.
El programa de hoy tiene una particularidad que lo hace distinto – siempre es importante por todos lo teman que tratan – y es que entrevista a miembros del grupo Esperanza de Jerelesgay, un grupo cristiano de personas homosexuales. que son eso, cristianos, y católicos también.
Es un paso grande dentro de la asociación donde se pueden medir los niveles de tolerancia con los cristianos y compararlos con los que alguna parte de la jerarquía de la Iglesia – recalco siempre, no todos, gracias a Dios – tienen con las personas homosexuales.
Yo recibo correos donde católicos integristas me invitan a que me calle, a que no siga escribiendo, a que ... bueno, en fin. Yo no les contesto nunca. No me escriben con respeto y por lo tanto, la mejor respuesta es esa, el silencio.
Llegan incluso a decirme que no soy católico – que sabrán de mi vida y del camino de mi Fe- y me ponen listas enormes de versículos bíblicos, cual talibanes, para que de una vez – yo – me caiga de la burra, cuál Pablo de Tarso, me convierta de una vez, y a través de mi blog, haga lo que desean, condenar a los homosexuales.
Pues va a ser que no.
Los tiempos han cambiado. Y los homosexuales católicos ya no se callan. Han sido muchos años, siglos, de opresión. Pero llega un momento, en que hay que decir ¡basta!.
En Jerez, y no sólo en Jerez, en todas las diócesis andaluzas y en otras confensiones cristianas, no católicas, hay grupos de cristianos homosexuales.
Y no están solos. Tienen el apoyo de sacerdotes, diáconos, monjas, y muchos y muchos cristianos. La jerarquía de la Iglesia no dice nada, se calla. Claro que conoce el problema. Y bien que lo conoce. Pero prefiere no hablar de ello. Porque las cosas que no se hablan, no existen.
Pero este movimiento, el gay cristiano es como el grano de mostaza. Muy chiquitito, pero cuando crece....
Esto no ha hecho sólo empezar, y por una razón, que los cristianos tienen muy claras. Dios está vivo y el Reino cada vez más cerca. No será tan difícil. Ya hay religiosos que bendicen a los animales – incluidas serpientes – por las Fiestas de San Antón en los pueblos de España. ¿No van a ser capaces de bendecir que dos personas – aún del mismo sexo- se amen? Seguro que sí. Sólo hay que rezar, luchar como este grupo, y darle tiempo al tiempo.



No hay comentarios: