12 enero, 2008

Amor eterno



He tenido una sensación extraña. Como si de repente me convirtiera en un niño pequeño.
Resulta que mi profesor de Geografía me ha mandado un trabajo para el cuál necesito comprar un mapa topográfico, lápices de colores, papel milimetrado... y de repente, me vino la memoria.
De aquél pequeñajo que le pedía a su madre dinero para comprar formatos A4, escuadras, cartabones, compases, rotrings, libros, cuadernos, de todo... e iba a comprarlo a la Papelería Técnica, en la Calle Algarve de Jerez, que hoy ya no existe.
Recuerdo esos viajes en autobús hasta el Centro, ir a comprar las cosas y regresar a casa de mi abuela para ponerme a dibujar piezas, cubiertas, planos, en la pequeña mesa de la cocina...
Cuánto dinero gaste y cuánto trabajo en aprender a dibujar. Pero aprendí.
Aunque lo que más recuerdo de aquellos años, era el silencio.
El silencio de mi madre que nunca me preguntaba para qué lo quieres y nunca me decía nada alrededor del precio.
Mamá, necesito un lápiz del cuatro. Mi madre, que no sabía para que servía un lápiz del cuatro o del dos, me daba el dinero, sin preguntarme.
Mamá, necesito una caja de rotrings, con el tiralíneas se me manchan las láminas. Costaba 3000 pesetas de las de entonces. Mi madre me las dió, sin decir nada. Para ti, para mi hijo.
Hoy, que ya no está, y tengo que sobrevivir día a día con mi sueldo, comprendo las cosas y el esfuerzo de mi madre. Pero de entre todas las cosas de pequeño, lo que más valía era su silencio, su manera agradable y buena de mirarme por verme estudiar. Esa aceptación sin condiciones de que te lo doy todo porque eres mi hijo.

1 comentario:

Agata dijo...

Recuerdo esas cosas de papelería.Siempre me gustó tener una para poder vender los libros con sus olores a nuevo,a gomas de borrar,a cajitas de lápices,cartulinas...Bonito homenaje de nuevo a tu señora madre.Uy,lo que me hubiera gustado conocerla para decirle que conozco a su hijo(blogueramente)el cual me parece una gran persona.Lo mismo ella ni me preguntaría lo que significa blogueramente,sólo me escucharía con toda la educación.