07 diciembre, 2007

Yo soy la Inmaculada Concepción


"ELLE LEVA LES YEUX AU CIEL, JOIGNANT EN SIGNE DE PRIÈRE SES MAINS QUI ÉTAIENT TENDUES ET OUVERTES VERS LA TERRE, ET ME DIT: QUE SOY ERA IMMACULADA COUNCEPCIOU"


Yo soy la Inmaculada Concepción. Eso le dijo la Virgen de Lourdes a Bernadette en su aparición del 25 de marzo. Una niña como ella, con tan poca formación, no podía saber que cuatro años antes, el Papa Pío IX había creado el dogma de la Inmaculada Concepción.


Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles. Por lo cual, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho.

Bula Ineffabilis Deus. 8/12/1854



Eso fue lo que más me llamó la atención cuando nervioso pasé por debajo de la figura de la Virgen de Lourdes, allí mismo, en el mismo lugar de las apariciones, en aquella cueva de Massabielle. Cuando tenga dinero y pueda, llevaré a M. algún día allí, sé que le gustará mucho, porque en Fe, me gana por goleada.
A los que miran la Biblia con lupa les costará entenderlos – algunos dicen ‘tendré que tragarme el dogma’ – y es que una mentalidad obtusa, les lleva a confundir el dogma de la Inmaculada con la virginidad de María. Y no tiene nada que ver, pues el dogma se refiere a la misma Concepción de Ella, al momento en que Dios le pone el alma en el vientre de Santa Ana.
La mujer ha sido maltratada a través de la Historia. Sobre ella, y a través de Eva, cayó la responsabilidad del Pecado Original – aquél que no tuvo María al ser concebida -. Eva desobedeció a Dios. Eva cogió la manzana ,la comió y se la dio a Adán, y por su culpa, fueron expulsados del Paraíso.
Pero Dios, que es Amor y ama a sus hijos, se reconcilia con ellos a través de otra mujer, María.
María dice ¡Sí! Hágase tu voluntad.
En ese momento, comienza la Historia de Amor más importante de la Humanidad. Dios ama tanto a sus hijos, que decide nacer y hacerse Hombre. Dios se lo pide a María, la nueva Eva, que dice que , y con ello, la Humanidad se podrá salvar con la llegada del Redentor.
Gracias a María, estamos salvados. Por eso, Ella está llena de Gracia, porque fue concebida sin pecado original. Por eso el Señor está con Ella. Por eso Ella es bendita entre todas las mujeres y su vientre es bendito por el fruto que nos daría: Jesús.
María, al parir a Jesús, que es Dios, es distinta de todas las mujeres, y por nacer sin pecado, llena de gracia, sin mancha alguna, por eso, es Inmaculada. Yo, como católico, que tan crítico soy para otras cosas, no lo veo ni tan difícil de creer ni tan complicado para que me lo hagan tragar. María, Madre nuestra, ruega por nosotros y nosotras.




No hay comentarios: