24 diciembre, 2007

Se cierra un ciclo.


A Jordi Petit, con motivo de su boda
Por Ricardo Carrero
Ex presidente de JereLesGay.
El día 1 de Octubre de 2004 se cerró un ciclo vital para mí. Ese día estuve invitado en la sede del PSOE de Madrid, en calidad de presidente de la Asociación “JerelesGay”, a la presentación del proyecto de Ley sobre el matrimonio para personas del mismo sexo. Me acompañaba Susana Domínguez, en aquellas fechas vicepresidenta de la asociación y mi novio, Gonzaga Delage. La presentación la hizo Pedro Zerolo, en presencia de Trinidad Jiménez, José Blanco y varios altos cargos del partido. Pedro Zerolo habló maravillosamente bien - como de costumbre - y nos emocionó mucho a todos los asistentes.
Cuando se acabaron la presentación oficial y los discursos sonó el “himno” oficioso de los gays: La canción de Alaska “A quién le importa...”. Todo el mundo enloqueció en ese momento y bailamos y lloramos y reímos dándonos abrazos unos a otros. Y de repente me acordé tanto de COSTUS, de Enrique y sobre todo de mi hermano Juan, que la emoción me desbordó. Me vino a la cabeza la muerte de Mario (amigo gay que se suicidó de joven al no poder soportar la presión social); de Alfonso, mi primer novio, muerto de sida; de José Merino –el “Titi”- muerto de sida; de Agustín –compañero de carrera- muerto de sida; de tantos y tantos que amaron a sus novios y parejas y nunca tuvieron esa oportunidad de contraer matrimonio; que fueron perseguidos, insultados, acosados por familiares y amigos hasta llevarlos incluso a la muerte…todos estaban en ese momento allí, conmigo, en mi corazón. Y en ese momento sucumbí a un ataque incontrolado de llanto. Recuerdo que me abracé a Gonzaga y empecé a llorar y temblar durante 15 largos minutos. No podía parar, ni quería. A nuestro alrededor la gente daba saltos, reía, muchas parejas -igual que nosotros- estaban abrazadas llorando de alegría y de pena al mismo tiempo.
Entre los congregados, venidos de de toda España, distinguí al histórico activista catalán Jordi Petit. Cuando logré calmarme un poco me acerqué a el, me presenté y charlamos. Le dije esta frase: “Vengo del pasado para darte las gracias”. Se acordaba perfectamente de todo lo que había pasado 15 años antes, con Costus, en Sitges aquel año de 1989 y yo le agradecí con todo mi corazón el apoyo que en su momento les brindó. Su ayuda en aquellos tiempos, con Enrique enfermo de sida y mi hermano siendo portador, y tirados en la calle porque el dueño de la casa que habían alquilado les cambió la cerradura al enterarse de que estaban enfermos; la denuncia que pusieron –y ganaron- y el apoyo de Jordi en movilizar a la opinión pública, hacer ruedas de prensa, ayudarles legalmente, emocionalmente, etc. Todo eso hizo por mi hermano y su pareja este hombre valiente, gran luchador por los derechos de las Lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Le di un gran y largo abrazo y le repetí que jamás olvidaría su valor y su apoyo. Hoy escribo este texto, con motivo de su matrimonio en Barcelona, para que todos conozcáis esta pequeña historia humana que se refiere a Jordi Petit y el maravilloso ser humano que es.
¡Enhorabuena por vuestra boda Ives y Jordi! ¡Que seáis muy felices!
En Jerez, a 16 de Diciembre de 2007, con motivo de la Boda de Jordi petit e Ives Bohic.



No hay comentarios: