13 diciembre, 2007

Petardos. Otra vez.


¿Recuerdan que hace no mucho puse un post referente a los molestos y peligrosos petardos? Pues hoy me alegro mucho de que la ley actúe como debe hacerlo y haya localizado un 'arsenal' de estos artilugios que suelen asustar, molestar, y en el peor de los casos, quemar a las personas, - especialmente, niños - por un mal uso de ellos. Me alegro mucho de esta actuación de la policía local de Jerez.



La Policía Local interviene 1.325 petardos en un domicilio particular de la zona este y sus alrededores
Denunciada la inquilina de la vivienda por varias infracciones graves del Reglamento de Explosivos
12 de diciembre de 2007. La Policía Local intervino ayer un total de 1.325 petardos en los alrededores y en el interior de un domicilio particular de la zona este. La incautación de este material explosivo fue el resultado de un control de vigilancia realizado por agentes del grupo de investigación de la Policía Local.
Los agentes realizaron este control en los alrededores del domicilio particular, situado en la zona de Nazaret, ante las denuncias vecinales y los indicios hallados en otras intervenciones policiales, que apuntaban a que en el interior de una de las viviendas se estaba procediendo a la venta de material pirotécnico, sin las preceptivas autorizaciones para tal venta ni las medidas de seguridad necesarias.
El control de vigilancia se realizó entre las 18,30 y las 19,10 horas, y durante este periodo de tiempo se interceptaron a ocho menores de edades comprendidas entre 10 y 14 años que portaban 293 petardos, entre unidades sueltas y tracas, de categoría II y III (a mayor categoría más peligrosidad y más restricción de venta) Estos menores habían sido observados tanto a su llevada a la vivienda como a su salida, ya con el material adquirido.
Ante la evidencia de la venta, se procedió a requerir a la inquilina de la vivienda, identificada como C.R.M., para que franqueara el paso los agentes, a lo cual accedió, hallándose en su interior un total de 672 petardos diversos y 360 tracas dispuestos sobre una mesa situada en un patio exterior de la vivienda, no pudiendo aportar documentación alguna que avalara su compra por medios legales ni licencia alguna que autorizara su venta al público.
El material fue intervenido en virtud del R.D. 230/1998 por el que se aprueba el Reglamento de Explosivos, y la filiada ha sido denunciada por diversas infracciones graves a dicha reglamentación, entre las que se encuentran, además de las referidas por falta de documentación y medidas de seguridad, la venta de dicho material en unidades sueltas (sólo se pueden vender en paquetes debidamente protegidos) y la venta de artificios pirotécnicos a menores de 12 años, dándose la circunstancia agravante que cinco de los menores que fueron observados saliendo de la vivienda no superaban ésta edad, encontrándose en su poder petardos de clase II y III para los cuales la Ley establece una edad mínima de 14 años y una sanción de 301 a 30.000 euros.
Tanto el material como las actas levantadas se han puesto a disposición del Director General de la Guardia Civil competente en esta materia.

1 comentario:

Agata dijo...

¿La gente está "chalá" o qué? 1325 petardos en un piso!!!!Si eso explota no quiero ni imaginarme lo que pasaría en el bloque de edificios con las bombonas de butano...Y lo mínimo que te puede pasar es quedarte acribillado por los malditos petardos.De verdad que hay gente que no piensan las cosas,primero el dinero y luego la salud tuya y lo más importante LA DE LOS DEMÁS.Vaya tía más imbécil...Yo me entero que mi vecina tiene eso y es demostrable y le estoy dando con la escoba hasta que venga alguien a socorrerla.