17 diciembre, 2007

Gadafi


"Domingo 13 de diciembre: depositan una carta en la Casa Blanca. Empieza el más fantástico chantaje de todos los tiempos. En el asunto se ven implicados Carter, Begin, Giscard, Breznev, Gadafi; los ases del FBI, los policías de Nueva York, los rateros de Manhattan, los agentes de la CIA, los científicos nucleares de Los Alamos, tres terroristas palestinos.

Un prodigioso suspense de treinta y seis horas, en que se decide la suerte de la mayor ciudad del mundo.

En el centro de una candente actualidad una novela histórica verdaderamente diabólica, rebosante de aventuras, dramas, amor, valentía y revelaciones."

Así comentaba un libro que leí cuando tendría unos quince años. El Quinto Jinete, de Dominique Lapierre y Larry Collins. Había una escena que me aterrorizó en aquella época de guerra fría y miedo a las bombas nucleares, sin pensamientos de lo que un día iba a ser la catástrofe de las Torres Gemelas. En ese libro, de ficción, pero con personajes reales, Gadafi, presidente de Libia, amenaza Nueva York con una bomba atómica. Unos investigadores quería saber si Gadafi mentía, y pensaron en observar los movimientos de sus pupilas como detector de mentiras. Gadafi, cuando fue a hablar y todo el mundo le observaba, se puso unas gafas de sol. Esa escena ha venido hoy a mi mente cuando he visto recibir en España a Gadafi. Lo que son las cosas, qué de vueltas da el mundo. ¿Verdad?

No hay comentarios: