22 diciembre, 2007

Aborto

Fue uno de mis primeros artículos. El aborto.
A mi no me gusta, no estoy de acuerdo con el aborto. Si fuera mujer, no abortaría. Pero no lo digo ya sólo por ser católico. Si no que lo digo por que me lo dice el sentido común.
Ha salido a la palestra de la actualidad si hay que modificar la ley. El PSOE ha tenido una postura ambigua, que si sí, que si no... Al final, ha decidido que para la próxima, ya se verá.
Hace bien. Creo que hace bien. Es un tema complejo. No es el momento de abordarlo a tres meses de unas elecciones generales. El aborto es una cuestión que los políticos nos lo quieren hacer meter con calzador como una cuestión de derechas o izquierdas. Si eres de derechas, estás en contra. Si eres de izquierda, a favor.
Gran mentira. Gente de derechas apoyan el aborto, se divorcian, etc... Gente de izquierda, están en contra del aborto, y están casados de por vida.
Así, que esa lectura no vale.
Sí estoy de acuerdo con una ley que lo regule, que como todas las leyes, tienen que mejorar con el tiempo.
Y LO DIGO BIEN CLARO Y ALTO, PARA QUE NADIE SE EXALTE. ESTAR DE ACUERDO CON LA LEY QUE REGULA EL ABORTO, NO IMPLICA ESTAR DE ACUERDO CON EL MISMO.
Pienso que, con ley o sin ley, el aborto va a existir por desgracia.
Que no nos mientan haciéndonos pensar que derogando la ley, va a desaparecer el aborto. MENTIRA.
Sin ley, se abortará igual. Como antes de 1982. Las mujeres que tengan dinero se irán a Londres de fin de semana de compras, y vendrán con un peso menos. Las que no, irán a cualquier bruja, y aparte de morir el niño no nacido, morirá hasta la madre.
¿ES ESO LO QUE QUEREMOS LOS CATÓLICOS? Pues yo, NO.
Una ley que regule el aborto, hará que las mujeres vayan al médico. Qué éste le informe de los riesgos. Qué le explique lo que es. Y estoy seguro, que en este estadío, MUCHAS MUJERES SE LO PENSARÁN, y alguna, RECONSIDERARÁ su posición.
Pienso, que la ley de regulación del aborto SALVA VIDAS (las de los no nacidos y la de las madres), aunque parezca una contradicción en sí misma.
Detesto a los que dicen estar en contra del aborto y luego callan cuando cae una bomba sobre un bebé en Irak, Y NO DICEN NADA. CALLAN. UN SILENCIO CÓMPLICE INAUDITO. Es el cinismo en su máxima expresión.
La ley del aborto tarde o temprano habrá que cambiarla. Tiene un coladero enorme, que hemos visto en las clínicas ilegales.
Y hay que reforzar las medidas de educación sexual a la hora de utilizar métodos anticonceptivos, que impidan llegar a la situación de tener que utilizar la píldora del día después o el mismo aborto en sí.
La jerarquía de mi iglesia tiene que tomar ya el toro por los cuernos y dejarse de vaguedades. El uso de anticonceptivos evita el aborto. Está cometiendo en esto – en no permitir los anticonceptivos – un error tan grande, como cuando negaba que el Sol era el centro del Sistema Solar. Y que levante la mano los católicos que no hayan utilizado un preservativo o una píldora anticonceptiva en su vida. Menos hipocresía ya, y luchemos contra el aborto como hay que hacerlo, que ya está bien.
Lo que si me sorprende – me sorprende tantas cosas ya – es la postura del señor Rajoy.
Que dice que la ley está bien como está.
O sea, que está de acuerdo con la ley de regulación del aborto. ¿Le hará la Iglesia una manifestación a Rajoy y al PP en contra por sus manifestaciones? Pues yo creo que no. ¿Hará declaraciones contra el PSOE y la izquierda en general? Pues yo creo que sí.
Y es por eso por lo que siento pena y vergüenza. Pena, por los no nacidos que mueren y por sus madres que sabrá Dios que circunstancias les ha llevado a eso, y vergüenza ajena, por la actitud de cinismo que toman políticamente algunas personas ante este tema, con tal de ganar - o perder - un puñado de votos.
Y para muestra, un botón. En la fotografía (pínchalo y lo verás más grande), un artículo publicado hoy en Información de Jerez, firmado por Ernesto del Castillo Romero, donde condena el aborto, y dice entre otras cosas: ‘Unicef comienza a vender sus artículos navideños. Porque el dinero que recauda con esta acción no está encaminado a ayudar a la infancia, sino a practicar abortos’. Luego, no hace ninguna mención a los ocho años de legislatura popular donde se mantuvo la ley, ni a las últimas declaraciones de Rajoy, y para finalizar, termina insultando al Presidente de todos los andaluces y andaluzas, llamándole Manuel Chaverodes.


4 comentarios:

Agata dijo...

Yo no estoy de acuerdo con el aborto.Soy mujer en edad fértil pero no he sido violada y me he quedado embarazada.No soy adolescente y como nadie me educó sexualmente me he quedado embarazada.No uso el preservativo porque soy católica y me he quedado embarazada...El aborto,para algunas mujeres, es el último eslabón de una cadena.Lo que hay que intentar es no llegar a él.Y si se llega,por una causa u otra,que no sea a escondidas.No sé si me explico.Lo mío,no es la política,ya te lo dije.

Alfonso dijo...

Te explicas perfectamente. Que no sea a escondidas. Muchos católicos cometen ese error: De lo que no se habla, no existe.
No hablamos de la pederastia en la Iglesia, no existe.
No hablamos de los curas gays, no existe.
No hablamos de los curas que se salen y se casan, no existe.

Y no es así. Parece que si no hubiera una ley que lo regulara, el aborto no existiría. Y eso es mentira. Existiría. No vale utilizar la técnica del avestruz.

El Peregrino Ruso dijo...

Me ha encantado tu articulo y estoy totalmente deacuerdo. Basta ya de tanto cinismo e hipocresía. Gracias Alfonso por aclararme algunas ideas que tenia difusas en mi pensamiento

Satie dijo...

Querido Alfonso, he leído en El País de hoy un anuncio con la convocatoria de los premios de Radio y Televisión del Consejo Asesor de la RTVA. Creo que deberías presentar "Un punto azul" a dicha convocatoria. OS HABÉIS GANADO ESE DERECHO DESPUÉS DE TANTOS AÑOS DIVULGANDO de forma amena y rigurosa. Piénsatelo, creo que sería interesante aunque no os lo dieran, así los políticos se enterarían de lo que se puede hacer con pocos medios pero con mucho amor por la ciencia. Ánimo, trabajos como el vuestro merecen un reconocimiento.