14 noviembre, 2007

Teatro en la Sala Compañía



Teatro del Mentidero presenta la obra ‘Mi madre amadísima’ en la Sala Compañía, dentro del Circuito de espacios escénicos andaluces


La representación tendrá lugar mañana, a las 20,30 horas, y la entrada será gratuita


14 de noviembre de 2007. La Sala Compañía acogerá mañana, día 15 de noviembre, a partir de las 20,30 horas, la representación de la obra Mi madre amadísima, que pondrá en escena la compañía Teatro del Mentidero, dentro del Circuito de espacios escénicos andaluces, que organiza la Consejería de Cultura en colaboración con el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Cultura y Fiestas. La entrada será gratuita.
Teatro del Mentidero continua con este nuevo espectáculo escrito por Santiago Escalante, con su labor de llevar al teatro textos escritos por andaluces y llevados a escena por un equipo de profesionales andaluces, lo que les ha llevado a tener un sello de identidad inconfundible dentro de la escena andaluza, española e internacional. Legionaria, Espacio, Una mala noche la tiene cualquiera o Deliciosa provocación, entre otras, tienen denominación de origen dentro del panorama teatral.
La compañía Teatro del Mentidero, que con su teatro andaluz ha sido este año invitado al XX Festival Internacional de Teatro de Miami, siendo Deliciosa Provocación el espectáculo más aclamado por crítica y público, visitará el año que viene países como Brasil o Estados Unidos, donde volverá para realizar temporada en el Miami Globo Theatre. Con esta obra en escena, Mi madre amadísima, Teatro del Mentidero muestra toda su experiencia acumulada durante sus treinta y cinco años de creación teatral.
El Mentidero se propone contar un trozo de Andalucía en un andaluz correcto y bien expresado en escena, algo tan difícil de ver incluso en el propio teatro andaluz, quizás por la inexistencia de textos que permitan este tipo de aventuras teatrales, y como no, por la dificultad de expresar el andaluz a la hora de realizar una interpretación.
Argumento de la obra
Un homosexual cincuentón, vestidor de una Virgen andaluza negra de un pueblo del Sur andaluz, ante su inminente acercamiento a una edad delicada, hace balance de su existencia con su confidente del alma, la Virgen que cada día escucha y soporta las alegrías y las penas de este ser encarcelado por sí mismo en una vida llena de contrastes tan disparatados como el color de su Virgen y la blancura del Niño que porta.
Un espectáculo dividido en tres etapas del personaje, su niñez, su juventud, y el resultado de esas dos etapas en la actual, plasmados en el escenario en tres momentos del día, la mañana, la tarde y la noche. Días de estaciones distintas, la primavera, el verano y el otoño, envueltos en la iluminación que en las capillas se cuelan en esos diferentes horarios y épocas del año.
Alfredito, interpretado por Ramón Rivero, nos lleva de la mano por la Andalucía más divertida, más canalla y más desoladora, siempre bajo la mirada de su madre, bajo la protección de su Virgen y el desamparo de su padre, los abandonos de sus amores, las amistades contadas, las batallas ganadas y las guerras perdidas, una niñez muy adulta, una juventud desorientada y una madurez infantil.
Alfredo confiesa ante su Patrona secretos inconfesables, unos secretos tan fuertes y profundos como los que esconde la figura de su Virgen, que él sabe, nunca vino de donde vino, ni nunca fue donde fue, secretos a voces, verdades a medias y mentiras que convierten en engaño toda la existencia de las personas que se arrodillan ante su religiosa presencia.

No hay comentarios: