18 noviembre, 2007

Parque de María Luisa - Glorieta de G.A. Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer, pintado por su hermano Valeriano (Museo de Bellas Artes de Sevilla)

Hay un rincón de Sevilla, al cuál me gusta volver cada vez que puedo. El sábado pasado, acompañado de M., tuvimos un hueco libre de tiempo entre nuestros quehaceres y nos fuimos a pasear por Sevilla.
Estábamos cerca del Parque de María Luisa, que lleva el nombre de la Infanta María Luisa Fernanda de Borbón, hija menor de Fernando VII y madre de la querida y añorada Reina de España fallecida tempranamente, María de las Mercedes, esposa de mi tocayo, Alfonso XII. El azar quiso que precisamente nuestro paseo comenzara en la avenida de la Reina Mercedes para terminar en ese parque donado por su madre, a la ciudad de Sevilla, y que formaba parte de los jardines del Palacio de San Telmo, hoy sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, y que fue propiedad del Tribunal de la Inquisición, en 1682.
Muchos pasos que no cansan cuando llegas a esa glorieta de América, donde las palomas nos rodearon, al igual que rodearon a mi madre cuando ella se casó con papá, y fueron a Sevilla de luna de miel. Podréis pensar que estoy tonto, pero me gusta Sevilla porque siento la presencia de mi madre muy fuerte por aquellos sitios. Pasear por el parque con M., por esas calles, esas glorietas, ese monte Gurugú, imitando al macizo de Melilla, donde M. y yo estuvimos embelesados viendo la cascada. Paseamos esquivando a los niños que jugaban – todavía hay niños que saben jugar en el Parque -, a las bicicletas, a los ciclos... hacía un tiempo precioso. ¡Qué otoño el de Sevilla! Con esas hojas de las plataneras, caídas tras el largo verano sevillano, crujiendo bajo nuestros pies...
Pero el Parque de María Luisa tiene un imán que me atrae, y que hace que mis pies se enfilaran buscándolo hacia allí, trayendo a mi lado a M. Sabía dónde estaba, pero el Parque es tan grande que se me olvida. Consulté un plano. Estaba a sus espaldas. Ese imán, ese sitio, es la Glorieta de Bécquer.

Glorieta de Bécquer, en el Parque de María Luisa de Sevilla.

Ahí, el romanticismo se palpa. Dedicada al poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, es una glorieta redonda, con un gran árbol, un ciprés de los pantanos, que puede alcanzar los 40 metros de altura. Este árbol lo trajeron del Río Misissipi, y lo plantaron entre 1850 – 1870. Sus ramas caen sobre lágrimas sobre el busto de Bécquer, que está inspirado en el famoso cuadro que le hizo su hermano Valeriano Bécquer y que se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, muy famoso, porque durante un tiempo fue ilustración del billete de cien pesetas en España.
Bécquer es uno de mis poetas favoritos, representante del Romanticismo en España. Sus Rimas son mundialmente famosas. Los hermanos Alvarez Quintero, quisieron hacerle un homenaje en forma de monumento, y el 9 de diciembre de 1911, colocaron el monumento más bonito que yo he podido imaginar. Bécquer, como decía, con las ramas del árbol sobre él, y tres chicas sentadas en un banco, que representan al amor ilusionado, al amor poseído y al amor perdido, en mármol blanco. Luego, en negro otra dos figuras, una, que yace en el suelo: es el amor herido y otra, en forma del dios del Amor: Cupido.

El amor ilusionado, el amor poseído y el amor perdido. Detrás, Cupido.


Me gusta sentarme allí y contemplar. Me senté con M. y estuvimos viendo el conjunto escultórico. Saboreando cada imagen. Otras parejas se sentaban en los bancos de alrededor.
Entonces, - no lo puedo evitar -, cuando me siento y veo aquello, mi corazón late, y rebusca en lo más hondo de mi memoria, con la dulce compañía de M. Salen del fondo de mi corazón, como buscando los labios de su dueño que tenía en frente, las palabras que te hacen soñar con unas golondrinas que no volverán.
Antes de echarnos en la hierba del parque, y contarle a M. la leyenda del Monte de las Animas, M. me hizo una fotografía con las eternas enamoradas de Bécquer. Da la sensación de que una de ellas me miraba. ¿Sensación o realidad? Sólo yo lo sé.

11 comentarios:

Agata dijo...

Jo,Alfonso.A las tres damas sólo les falta un poco de color y calor y parecen que verdaderamente las tienes embelesadas.Bonita foto de M.Y guapo modelo que tuvo.La foto es genial.No sé si M. se dedica a ésto o no pero se lo debería plantear...

Alfonso dijo...

jjjj gracias por el piropo, la verdad que es ingenioso a la hora de hacer fotos, jeej, este comentario le animará a hacer más, gracias...

Agata dijo...

Fotos no sabe hacer cualquiera.Así que se anime,sí.

Zapatero Traidor y Desleal dijo...

Se te debería caer la cara de vergüenza por apoyar al presidente más nefasto que ha tenido la Democracia española.

Menos mal que ya queda poco para que se vaya a su casa.

Alfonso dijo...

Bueno, eso es lo que piensa usted. Yo , sin embargo, pienso que es el mejor presidente, junto a Felipe González, que hemos tenido. En cuánto al resultado de las elecciones, ya lo veremos en marzo.

Angie dijo...

Hola Alfonso. Por fin vengo a ver el post que me comentaste. Me ha gustado mucho tu forma de compartir ese paseo que diste por mi parque favorito. Auqnue, sólo me bastan dos minutos para entrar por una de sus puertas, realmente, conseguiste llevarme una vez más a pasear por él, sin mover un sólo pie.

Estoy de acuerdo con Agata, preciosa foto la que te hizo M.

Besos. Angie.

PD: tu madre era sevillana o es sólo que también le encantaba Sevilla?

Alfonso dijo...

No, mi madre era de Jerez. Murió hace dos años. Es que ella fue de luna de miel a Sevilla. Nunca había salido de aquí, ya ves, en aquellos tiempos, años 50, y Sevilla le encantó. Me hablaba mucho del parque de María Luisa que le había gustado mucho, y me enseñaba unas fotos que se hizo con las palomas.
Ahora que no está, cuando paseo por esos sitios que mi madre le gustó tanto, es no sé., como si ella estuviera por allí. Una pamplina, pero yo lo siento así :)
Gracias por la visita.

SOMMER dijo...

Alfonso, precioso post. Hace unos meses gané un concurso de relatos con una pequeña historia que, a buen seguro, te gustará.
Te animo a que la leas y luego me cuentas.

Se titula como mi blog "para que no muera conmigo".

http://asamblealiteraria.blogspot.com/search/label/N%C2%BA1%20PARA%20QUE%20NO%20MUERA%20CONMIGO

Abrazos, amigo.

Alfonso dijo...

Realmente preciosa. En tu blog te contesto.

Gu1ta dijo...

Vengo de Facebook, y me ha encantado el relato, mira que también tiene esto relación con tu Madre, cómo es la vida.
Ahora tengo más ganas de ir a Sevilla.
La foto es hermosa, coincido con eso.

Alfonso Saborido dijo...

GRACIAS :)