06 noviembre, 2007

No me distraigas, por favor.



Hace poco empecé a estudiar de nuevo. Otra vez la Universidad. Los libros. El hábito de estudio. El ejercicio mental. La autodisciplina. Y todo ello, mucho más mayor, con lo que cuesta más trabajo.
Esto me llevó a una reflexión. Cúanto han cambiado los tiempos desde que yo estudiaba de pequeño a ahora.
Hoy me pongo a estudiar y tengo el ordenador al lado. Veo entrar continuamente y salir gente de mi messenger. Me llegan correos electrónicos. ¡Y me distraigo!.
Mi pregunta es: si yo, que se supone soy maduro, que estudio por gusto, me distraigo ¿cuánto no se distraerá un jovencito estudiante?
Difícil, muy difícil, lo tienen los padres y madres.
Cuando yo llegaba del colegio, merendaba – pan con chocolate, nada de bollycao, o pan con aceite y azúcar- veía la tele – la única tele con la única cadena – y luego, a hacer la tarea. No me distraía nada, si acaso, algún juguete, pero como siempre he sido un niño que me gustaba leer, y mis juguetes eran mis libros, no tenía problema.
Pero hoy: los niños tienen miles de cosas que le distraigan: el ordenador que compruebo que es terrible a la hora de distraer, el móvil – un niño con móvil, qué fuerte – el televisor, el vídeo, el dvd, la videoconsola, etc.. y lo peor no es eso. Es que cuando el niño llega a casa ya viene cansado de: la equitación, el kárate, la natación, la catequesis, el inglés, etc..
Así no se puede. Luego echarán la culpa a la LOGSE, pero ... ¿no nos damos cuenta de que el problema mayor lo tenemos en casa? Y no entro a valorar el tiempo que cada padre y madre dedica a estar literalmente con su hijo. Hoy me comentaba una compañera que le leía a su hija un libro por las noches. Qué valor. No de valentía, sino de importancia del gesto. El tener un rato todas las noches para escuchar a tu madre o a tu padre. Pero eso, sería tema para otro post
.

7 comentarios:

merce dijo...

Estás en todo Alfonso ;)

Agata dijo...

Tienes toda la razón del mundo.Hoy los chavales tienen más distracciones.Pero conozco también casos de alumnos con notas brillantes.Eso es cuando se iba uno a estudiar fuera de tu ciudad,más distracción que había:gente nueva,ciudad por descubrir,mucha gente como tú de jóven,la marcha de la ciudad,la belleza de ella,ningún padre que te vigile.Yo no he tenido la suerte de irme fuera pero conozco varios casos y casi todos buenos.Aunque algunos se llevaron con la carrera siglos,mientras sus padres se lo pudieran permitir.Pero lo que tú dices,miedo me da.Por ahora lo hacemos bien con mis hijos.Su padre y yo.Creo que sí,porque aún le sobran media hora antes de dormir para que lean.Aunque sólo tienen 9 años.Y,cuando llegan de clase,siempre les preguntamos cómo le han ido.Hay algún padre que todavía no se sabe el nombre de la profesora de éste año.Sí,eso es tema para otro post.Por cierto,hoy ya es miércoles.Y gracias por tus palabras."Colorá" me has puesto,guapo.

Agata dijo...

Perdona pero no te he preguntado qué has vuelto a estudiar.Dímelo sólo si quieres decirlo.Un beso.

Alfonso dijo...

Ah, no hay problema en decirlo, la licenciatura en Historia ... puedo tardar siglos en terminarla, pero es que me encanta jeje :)

El Peregrino Ruso dijo...

Tienes toda la razón Alfonso, hemos creado un mundo que a mi me da miedo, y toda la culpa a los colegios y los profesores. Siempre me pregunto una cosa, esto de tener al niño entretenido todo el día, colegio, karate, equitación... no es una forma de no querer a los niños en casa, porque hay padres y madres mu cómodos?

Agata dijo...

Qué interesante.Pero tú no tienes prisa.Ya nos contarás cómo te va.A mí me gusta también.Lo que llevo peor es lo de las fechas.Pero eso de saber qué ocurrió hace siglos,años,meses,es fascinante...

Agata dijo...

Tengo algo que decir en relación a los niños que tienen extraescolares.Los míos tienen algunas por la tarde.Todo lo que hacen es sin obligación.Y les gustan.Aprenden inglés y música porque se divierten.El día que NO lo hagan,se quitan inmediatamente.Te decía,que todavía les sobra media hora para leer todas las noches.Y antes de las diez están dormidos.También hacen deporte.Yo los veo muy felices.Hay días que tienen una hora de extraescolar y otros dos horas.Por ahora,se lleva bien por la edad que tienen.Quizás cuando sus estudios sean más difíciles tendrán que dejar algo.Pero,para nada somos los padres cómodos.Por lo menos nosotros,porque hay que llevarlos a diferentes lugares...Ya me gustaría a mí o a su padre,dedicar esas horas a nosotros y quedarnos sentados.Je,je,je...Para nada es comodidad.Prefiero que hagan eso a que se metan en sus habitaciones a jugar con la Play sin amigos.Y esto es contestación a la pregunta de Peregrino ruso.Un saludo a todos.Por cierto si son invitados a cumpleaños de compañeros también van.Como todos los niños.Uyss,que me pongo a escribir como una loca...