13 octubre, 2007

Rompieron el silencio




Al final, no ha pasado nada. No he visto ni una bandera de España por Jerez. Lo que sí he visto es gente, uf, qué de gente en Carrefour Sur. Si es que no nos pueden dar el día, porque en vez de seguir las instrucciones de Mariano I de España, según mi amigo Pablo, nos vamos todos a consumir. No tenemos remedio.


Ni ellos tienen remedio tampoco. Iban a abuchear a Zapatero, cosa previsible por cierto. Pero que mal tino. O mal tino, no. Torpeza, esa es la palabra, además de mala educación. Notarían silencio, y dijeron, ea, esta es la nuestra a abuchear. Pero no cayeron (cómo iban a caer) de que ese silencio era porque se estaba haciendo la oración por los soldados muertos en acto de servicio. Ellos, los que se parten el pecho por la víctimas, rompieron el silencio. Ellos, los que se llaman a sí católicos y están tan lejos del Evangelio como Jerez de Auckland, rompieron el silencio. Ellos que dan lecciones de españolidad y valores patrios, rompieron el silencio.




Salió mal e hicieron el ridículo. Me alegro por ellos y por los españoles, que celebramos el día como hemos querido y sabemos hacer: viviendo.


López Garrido: “La fiesta nacional se ha celebrado con total normalidad pese a las actitudes irresponsables de algunos”


El portavoz socialista cree que “ha habido grupos organizados que han elegido el peor momento para protestar”


El Portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, ha destacado hoy “la normalidad” con la que se ha desarrollado en Madrid el tradicional desfile de la Fuerzas Armadas con el que se conmemora el Día de la Fiesta Nacional. Una normalidad que responde a lo que “la mayoría de españoles” esperan de un día festivo como el 12 de octubre, ha afirmado.Garrido considera que “el Partido Popular ha fracasado en su intento de convertir la fiesta de todos en una fiesta de confrontación”. Para el portavoz socialista “los españoles son lo suficientemente maduros políticamente como para no caer en ese tipo de estrategias irresponsables”.El portavoz socialista se ha referido también a los gritos y abucheos que se han escuchado en el momento en que se homenajeaba a los militares españoles fallecidos. Para Garrido esos incidentes han sido “muy aislados”, estaban “perfectamente organizados” y se producen tras la estrategia impulsada esta semana por Mariano Rajoy y por su partido para apropiarse de los símbolos nacionales. Una estrategia, ha dicho Garrido, “que busca la confrontación entre españoles en lugar de buscar la unión en una jornada como el Día de la Fiesta Nacional”.López Garrido, en conclusión, considera que “la fiesta no se ha visto empañada por la actuación de grupos aislados que han intentado enturbiar la celebración con sus gritos. Estas protestas aisladas pero perfectamente organizadas se han producido además en el peor momento posible: cuando se rendía un emotivo homenaje a los militares fallecidos. Una prueba más de la irresponsabilidad, la falta de sensibilidad y el mal gusto de sus promotores”.

No hay comentarios: