25 octubre, 2007

Quiero un móvil, pero la antena me la pone en Helsinki, por favor.

No está demostrado que las antenas de telefonía móvil produzcan daños en la salud. De hecho, las ondas electromagnéticas continúamente nos atraviesan, y no sólamente, las producidas por estas antenas, sino por las de la televisión, la radio, los satélites artificiales, las redes eléctricas, etc... Hay mucho desconocimiento de ellas, de hecho una vez me llamó una señora temiendo por ello y por la 'radiactividad' de las antenas. Lo que hace la ignoracia: compara una antena a los efectos de un reactor nuclear. Y lo más fuerte, es que me llamaba con un móvil.
Eso me preocupa más, - yo, el primero que lo uso - el móvil, ese aparatejo que emite también ondas electromagnéticas y que nos atraviesan el cerebro, que nos calienta la oreja cuando estamos hablando, y que cuando lo tenemos en reposo, si no tenemos bolso, nos lo ponemos al ladito del corazón, o al lado del riñón o de los genitales. Por eso, nadie protesta. Queremos la antena de enlace lejos, nos quejamos de la mala cobertura, pero del móvil, nadie se queja. Se lo compramos hasta nuestros niños.
Alguien me puede preguntar: ¿y querrías que te la montaran en lo alto de tu cabeza, al lado de tu casa? Pues mi respuesta es NO. No, porque le tenga miedo, sino porque con esta algarabía, vender una casa - que ya hoy es difícil - con una antena al lado es complicado, además de que baja el precio de la vivienda.
Así que estamos ante un asunto complejo. Queremos móviles pero no queremos antenas. Hagamos caso a la ciencia y seamos consecuentes con nuestras actitudes.

Las antenas de telefonía móvil de Nueva Andalucía y Pago San José cuentan con todos los parabienes legales

Estas instalaciones ya estaban recogidas en el ‘Plan de Implantación’ aprobado por el Pleno en noviembre de 2005

25 de octubre de 2007. Ante las protestas conjuntas de los vecinos de la barriada Nueva Andalucía y Pago San José por la colocación de una antena de telefonía móvil por parte de ‘Telefónica Móviles España, S.A.’ en cada uno de estos enclaves, la Gerencia Municipal de Urbanismo informa de que dichas instalaciones cuentan con todos los parabienes legales.
De hecho, sendas antenas se encuentran recogidas en el ‘Plan de Implantación de las Instalaciones’ aprobado por el Pleno del Ayuntamiento el 29 de noviembre de 2005, en base a las determinaciones de la ‘Ordenanza reguladora de las instalaciones y funcionamiento de antenas’, aprobada por acuerdo del Pleno el 27 de enero de 2004.
Cabe destacar además el hecho de que la actividad en cuestión se considera “inocua” conforme a lo establecido en el Real Decreto 1066/2001 de 28 de septiembre, por el que se regula el ‘Reglamento de las condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitarias frente a las emisiones radioeléctricas’, y en el que se confiere directamente al Estado la competencia exclusiva en materia de telecomunicaciones y coordinación de sanidad, así como de legislación básica de la protección del medio ambiente.

No hay comentarios: