16 octubre, 2007

Premios

No soy yo muy partidario de leerme las novelas premiadas. De hecho, cuando me acerco a una novela, no lo hago por la etiqueta del premio ni por el número de ediciones, sino por las solapas y la contraportada; lo que venga ahí escrito, me intrigará y me hará comprar el libro.
Hoy he visto quien ha sido el ganador del premio planeta, Juan José Millás, que nunca he leído nada suyo y por lo tanto no puedo hablar, y finalista, Boris Izaquirre.
Boris es muy popular, y para mi es una persona contradictoria. Considero que él, aunque su buena voluntad, hace mucho daño a la imagen del mundo homosexual. Cada uno puede vivir como quiera, pensar como quiera, sentir como quiera, pero bajándose los pantalones delante de una cámara, pierde todas las razones y se convierte en artista de un espectáculo chabacano.
Sin embargo, cuando he leído sus artículos, me doy cuenta de que es una persona inteligente, muy inteligente, culto y que sabe muy bien lo que quiere. Me gusta escribiendo. Pero no me gustar verlo ni oirlo gritar como una loca.
Es la contradicción que para mi lleva dentro, pero quizás, sin ella, no sería Boris.
De todas formas, creo que se lo merece. Felicidades por el premio.

2 comentarios:

Pablo aka ZeRoS dijo...

Buen artículo Alfonso. Si no has leido a Millás te lo recomiendo. No he leido su novela, pero si muchos de sus artículos, y son realmente buenos. Te mandaré alguno. Un abrazo.

http://navesenllamasmasalladeorion.blogspot.com

Agata dijo...

De las novelas premiadas,opino como tú.Alguna vez me han regalado alguna y he sido incapaz de seguir leyendo.Como el premio planeta del año 2006, Alvaro Pombo con "La fortuna de Matilda Turpin".No he conseguido terminarla.Es que ni por la mitad he llegado.Pero a algunos les gustará.
En cuanto a Boris,me pasa igual que a tí.Cuando chilla como una loca(ahora ya no se baja los pantalones en público)pierde muchos puntos.Yo prefiero cuando opina,nunca lo he leído.Lo mismo me encanta.Pero,como tú dices,no sería Boris.Sin embargo Jesús Vázquez es él mismo y no pierde la cabeza públicamente.Tiene elegancia y estilo.Bueno,que me lío a escribir y no paro.Besos,Alfonso.Me gusta venir y hablar contigo.