10 octubre, 2007

Otro problema más para la Iglesia Católica.

No teníamos bastante con los casos de pederastia que se dieron en los Estados Unidos, que ahora nos viene la condena a un sacerdote argentino por colaborar con la dictadura militar. La Iglesia ha pedido perdón. Y perdonada queda. Pero la ley, es la ley. Esto no beneficia para nada a la Iglesia en el mundo, y es más, puede complicar las cosas en el sentido de que ese cura tendría un obispo. Y ese obispo, una conferencia episcopal. Y esa conferencia episcopal, un Papa. ¿No lo sabían? Si lo sabían, malo y si no lo sabían, peor.
Esto enturbiará el camino a ser santo del Papa Juan Pablo II, Papa desde 1978, en plena dictadura militar. Si no, al tiempo.
Qué triste.

Episcopado argentino llama a reconciliación tras condena de sacerdote a cadena perpetua
BUENOS AIRES, 09 Oct. 07 (ACI).-La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina publicó este martes un comunicando llamando a los argentinos a evitar la impunidad y el rencor, tras la condena a cadena perpetua del sacerdote argentino Christian Von Wernich, acusado de haber contribuido a la violación de derechos humanos durante la dictadura militar.Von Wernich, de 69 años, ex capellán de la policía de Buenos Aires durante la dictadura militar que gobernó argentina entre 1976 y 1983, fue encontrado culpable de "crímenes contra la humanidad" y condenado a cadena perpetua por un tribunal en la capital argentina.
Los Obispos dieron inmediatamente a conocer un comunicado en el que señalan que la Iglesia en la Argentina "está conmovida por el dolor que nos causa la participación de un sacerdote en delitos gravísimos, según la sentencia del Tribunal Federal"."Creemos que los pasos que la justicia da en el esclarecimiento de estos hechos deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos, tanto de la impunidad como del odio o el rencor", dice el comunicado.
Los Obispos argentinos reiteraron lo que señalaron en año 2000: "Si algún miembro de la Iglesia, cualquiera fuera su condición, hubiera avalado con su recomendación o complicidad alguno de esos hechos (la represión violenta), habría actuado bajo su responsabilidad personal, errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia"Junto al Episcopado, la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Iglesia en Argentina señaló que ante el fallo del tribunal que juzgó al sacerdote Von Wernich, manifiesta "su dolor y su pesar por todas aquellas acciones directas, en colaboración o complicidad, que algunos integrantes de la Iglesia Católica pudieron llevar a cabo y que posibilitaron el secuestro, la tortura y la desaparición de personas durante la ultima dictadura militar en el país".
"Queremos expresar nuestra solidaridad con todas las víctimas de ese período de nuestra historia, y esperamos que el accionar de la justicia pueda actuar como reparación y consuelo para los sobrevivientes, sus familiares y la de los desaparecidos"."Que el desafío de proyectar una nación sin excluidos nos ayude a encontrar los caminos de encuentro y reconciliación que hagan posible en la justicia y en la paz la construcción de una patria de hermanos", concluye la Comisión.

No hay comentarios: