05 octubre, 2007

Iglesia y partidos políticos.


Lo que nos espera. Sí. Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Elecciones en Polonia. Y la Iglesia (recordemos su poder allí) toma posiciones. No se pone a favor de uno ni de otro literalmente. Pero indica hacia donde debe, o no debe ir el voto católico.


¿Qué ocurrirá en España? En el mejor de los casos, pueden decir nuestros obispos que no votemos a los partidos que no defiendan los valores cristianos. Con lo cual, ya descartamos al Partido Popular por su política de apoyo a la guerra de Irak o a su rechazo al plan de paz (¿puede algún cristiano rechazar un plan de paz?) para el País Vasco.


No creo que lleguen a decir no votes a tal partido, literalmente. No creo. Pero bueno, en España, todo es posible.



"Ningún partido tiene derecho a hablar en nombre de la Iglesia", precisa Episcopado polacoVARSOVIA, 05 Oct. 07 (ACI).-"Antes de las elecciones parlamentarias queremos recordar una vez más que la Iglesia no tiene representación política alguna y por esa razón no está representada por ningún partido. Ningún partido tiene derecho a hablar en nombre de la Iglesia o reclamar para sí su apoyo", precisó el Episcopado polaco ante la consulta electoral del próximo 21 de octubre.Al finalizar su 341° Asamblea Plenaria en Varsovia, los obispos explican en un mensaje que será leído el domingo 14 de octubre en todas las iglesias, que "la obligación natural que anima a todo ser humano es reforzado ulteriormente por los vínculos de la fe", por lo que el creyente está llamado "a participar más activamente que los otros a la vida social y por lo tanto en las elecciones" votando "conforme a las propias convicciones morales".El creyente, explican los prelados, debe escoger "a aquellos cuyas posiciones y creencias perciba cercanas, o por lo menos no contrarias, a los valores o principios morales del catolicismo". Asimismo recuerdan los obispos que "no cesarán de recordar la necesidad de construir la vida social y política sobre los valores inmutables que caracterizan la verdad del ser humano".Entre estos valores, afirman el Episcopado polaco, están "la dignidad y la defensa de la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, la familia basada en el matrimonio duradero entre el hombre y la mujer, el derecho-deber de los padres de educar a los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas"; cuestiones en las que no puede haber duda, precisan los obispos.
Para los prelados, es necesario que los candidatos por los que los católicos voten tengan "rectitud moral, competencia comprobada en el ámbito de la vida política y civil, testimonio de vida" así como también "una personalidad fuerte, respeto por los otos, vocación de diálogo y capacidad de considerar el poder como servicio".

Finalmente hacen un llamado para que se "respete las divisiones de los roles y competencias entre los religiosos y los laicos" y alientan una campaña electoral "sin conflictos".

No hay comentarios: