19 octubre, 2007

Fusilados



El 27 de septiembre yo tenía diez años recién cumplidos. No tenía ni idea de lo que estaba pasando en España. Vivía feliz y en mi colegio no recuerdo nada especial. Hoy, con el paso del tiempo, y conociendo la Historia - no la que te cuentan, sino la que estudia el pasado de la Humanidad - siento escalofríos al recordar esas fechas.
Me gusta Luis Eduardo Aute; lo suelo poner en la radio. Un día, hace tiempo, descubrí el significado de la canción 'Al Alba'. Una desazón corre por mis venas cada vez que la escucho, que la siento. No soporto la muerte violenta, la muerte engendrada por un ser humano contra otro ser humano. No me cabe en la cabeza. 'Al Alba', Aute la dedicó a los últimos fusilados del franquismo, que pertenecía a ETA y al FRAP.
Eso me ha llevado a ser portavoz, muchas veces por desgracia, de las concentraciones que hemos hecho en Jerez cada vez que ETA mata. Una vez, recuerdo, mientras leía un comunicado de condena, que un exaltado gritó casi dándome un empujón: ¡Pena de muerte! interrumpiédome y no dejándome hablar. Pero los concentrandos asistentes le callaron. Le callaron porque estábamos allí en contra de la muerte, en contra del que mata. En contra de los hombres y mujeres que se matan entre sí.
La respuesta no es la muerte. No es muerte por muerte. No es la Ley del Talión. Si no, seríamos iguales. Seríamos asesinos.
Ni un asesino merece la muerte.
En aquellos días de 1975, España sufría viendo contar el tiempo hasta el sonido de los disparos. Supongo que tuvo que ser una sensación tan horrible como la que sentimos cuando mataron a Miguel Angel Blanco.
Ayer, un nuevo capítulo de Cuéntame, nos lo sacó de la memoria. Qué bien ha venido. Qué bueno que nos recuerden lo sufrido. Qué bueno que aprendamos de la Historia, para no volver a repetirla.
Además, ha venido que ni de perillas para los últimos comentarios de Mayor Oreja sobre el franquismo. ¿Sigue Mayor Oreja pensando lo que dijo después de ver - y recordar - el capítulo de ayer? ¿Qué piensa el Partido Popular de los últimos asesinatos del franquismo?
Tengo en la memoria a Pablo VI pidiendo clemencia, como hicieron millones en el mundo. Pero no pudo ser.
Si me lo permiten, voy a escuchar la canción de nuevo - Al Alba - y voy a rezar por aquellos que murieron en 1975, por todos los muertos bajo la pena capital y por Mayor Oreja y todos cuántos no son capaces de ver lo que tendrían que ver. Que Dios les perdone.


No hay comentarios: