28 septiembre, 2007

Museo de Bellas Artes de Sevilla.


Este mes de julio pasado, aprovechando unos días de poniente, estuve en Sevilla de paseo. Mi paseo en Sevilla siempre tiene un centro: la catedral, en la que este gobierno laicista según unos, se está gastando una cantidad enorme de dinero en restaurar este grandísimo templo de la cristiandad. Pero el otro centro de Sevilla en mis paseos, es el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Siempre recuerdo la copla de Trinía: Al museo de Sevilla iba a diario Juan Miguel, a copiar las maravillas de Murillo y Rafael. Y por las tardes, como una rosa de los jardines que hay en la entrá, pintaba a Trini pura y hermosa, como si fuera la Inmaculá'. Y decía el chavalillo: pa que voy a entrar ahí, si es la Virgen de Murillo, la que tengo frente a mí. Ya no está Triniá en la puerta, por lo tanto, entren. En julio, no estaba abierta esa sala que se ve en la fotografía, pero en otra ocasión la visité. Siéntense en el banco del centro y contemplen la Inmaculada. Desde la Fe o desde el arte. Da igual. Es una sensación de grandeza y de paz, inigualable. Visiten el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Es la segunda pinacoteca de España. Visiténlo. No se lo pierdan.
El Plan Museológico prevé que el Bellas Artes de Sevilla duplique su espacio expositivo

Cultura elabora un plan de ampliación para incorporar el Palacio de Monsalves, a escasos metros del antiguo convento de la Merced, sede de la pinacoteca La consejera de Cultura, Rosa Torres, ha presentado el plan museológico del futuro Museo de Bellas Artes de Sevilla, según el cual la pinacoteca hispalense duplicará su espacio expositivo, y contará con más personal y zonas de servicios, un taller de restauración, un salón de actos y una sala polivalente, gracias a la incorporación del Palacio de Monsalves.

En rueda de prensa, acompañada por el director general de Museos, Pablo Suárez, y el director del centro, Antonio Alvarez, la titular del ramo detalló que este plan contiene las actuaciones futuras que se deben acometer en materia arquitectónica, expositiva, de difusión, seguridad y de recursos humanos, que servirán de base para la elaboración del proyecto de ampliación.

A los 7.775 metros cuadrados del antiguo Convento de la Merced se sumarán los 6.690 metros cuadrados del Palacio de Monsalves, si bien ni la consejera ni el director del Museo pudieron concretar una fecha para el inicio de las obras de Monsalves, ya que aún no está concretado el proyecto arquitectónico para remodelar este palacio.

El Plan Museológico especifica que la plantilla pasará de los 67 puestos de trabajo de la actual pinacoteca a entre 110 y 120, una vez que las colecciones del Bellas Artes se repartan entre ambos edificios. La ampliación posibilitará igualmente más espacio para exposiciones temporales y paliará el actual déficit de servicios internos, como taller de restauración -habrá uno de 700 metros cuadrados-, tienda -se reservan 300 metros cuadrados a usos comerciales- y oficinas y despachos técnicos -se reserva a este uso la planta superior de Monsalves y la entreplanta de la Merced-.

El espacio expositivo se incrementa incluso en la Merced, que pasará a tener un total de 3.380 metros cuadrados para mostrar pintura y escultura, 700 metros más que ahora. En la Merced permanecerán los grandes maestros, como Zurbarán, Valdés Leal y Murillo, ya que en este edificio alojará las obras del siglo XV al XVIII, mientras que en Monsalves se mostrará el arte del XIX y del XX. El director del Museo, Antonio Álvarez, reconoció que el XIX es "el punto débil" de las colecciones del Museo sevillano, mientras que el barroco español no se entendería sin estas colecciones.

Tras la ampliación, la planta baja de la Merced se dedicará íntegramente a exposición permanente del siglo XV al XVII, la entreplanta tendrá uso administrativo, y la planta superior mostrará permanentemente desde Murillo al XVIII. Monsalves dedicará su planta baja a exposiciones temporales (cuyo espacio pasará de los 240 metros cuadrados actuales a 500), usos didácticos y comerciales y a un salón de actos con capacidad para 150 personas, mientras que la exposición permanente estará en la planta primera y, en la planta superior, irán las oficinas, despachos técnicos, biblioteca y otros servicios.




No hay comentarios: