05 septiembre, 2007

Marte


Si usted está levantado ya a las siete de la mañana en Jerez, conviene que mire al cielo, al cenit, justo sobre sus cabezas. Allí cerca se va a encontrar un astro brillante; hoy estaba cerca de la luna. Este astro es el planeta Marte. Tiene un brillo superior a la estrella Aldebarán, la principal de Tauro, que se encuentra a su lado derecho. Más abajo, podrán ver la magnífica constelación de Orión. Y más abajo aún, a Sirio, el perro que marca las crecidas del Nilo, en la constelación del Can Mayor. En el horizonte Este, Venus brilla de nuevo más que nunca. Marte está ahí preparándose para su oposición en invierno, donde alcanzará su máximo brillo. Veánlo todas las mañanas, además, cada día saldrá antes, y tendrá una hora más cómoda para verlo. Y cuando lo vea y lo observe, no pierda la cabeza, pero piense, cuántas veces Marte nos la hizo perder a los humanos. Siéntase Percival Lowell descubriendo canales artificiales de una civilización que se moría de sed... o siéntase H.G.Wells creando una guerra entre Marte y la Humanidad, para que los norteamericanos se asustaran el 30 de octubre de 1938 con la invasión marciana de la mano de la voz de Orson Wells. Es Marte. No se lo pierdan.

No hay comentarios: