07 septiembre, 2007

Manolo Yélamo

Me he alegrado mucho de que el Ayuntamiento le haya dado a una calle de Jerez el nombre del gran locutor de radio que fue Manuel Yélamo o Manolo Yélamo. Pequeñito pero grande. Yo lo escuchaba de pequeñito, tendría yo unos catorce años. Lo escuchaba porque era la emisora que se escuchaba en casa, Radio Popular. No recuerdo todos sus programas, pero si me acuerdo de dos cosas: ‘Las mañanas de Manolo Yélamo’ y un libro que publicó la entonces Caja de Ahorros de Jerez, que se titulaba “Los consejos de Manolo Yélamo’.

Muchos jerezanos y sobre todo, jerezanas, llamaban a Manolo contando las penas que entonces teníamos en esta ciudad, y consejitos buenos para todos: como quitar una mancha, como remediar tal o cual fallo en una receta de cocina... de todo. Manolo tenía a Jerez en su bolsillo y en su corazón, porque lucho mucho por la mejora de esta ciudad. Yo personalmente no tuve relación con él, pero me consta que sí escucho algo que yo conocía muy bien y vivía muy de cerca por aquel entonces, la crisis de empleo que tenía la fábrica de cápsulas y tapones SLIPA, que estaba en Los Pinos, cuando su dueño decidió echar, qué casualidad, a 17 mujeres a la calle. Al final, aquella empresa cerró, y hoy sólo quedan Los Pinos y el recuerdo.

Manolo Yélamo también fue un gran cofrade y pregonero de la Semana Santa Jerezana.

Como locutor que soy, Manolo es un referente. La radio que hago hoy es muy parecida, aunque si llegarle al talón de Manolo, a la que hacía él. Participativa, escuchando a la gente. Manolo es un gran ejemplo de lo que es hacer radio y buena radio para todos los locutores. Qué tiempos aquellos en los que Manolo Yélamo dignificaba la COPE, la cadena de Ondas Populares Españolas, en la calle Ramón de Cala. Qué tiempos en los que el Cristo pasaba y se paraba allí. Qué tiempos en los que creo que hace unos treinta y pocos años, unos jóvenes hicieron un maratón de radio, en aquella Onda Joven, creo que se llamaba. Qué tiempos aquellos en los que yo escuchaba la COPE y que hoy ya no escucho. Qué tiempos en los que la COPE me hacía crecer como persona y me educaba a la vez que me entretenía y divertía, no como hoy, que me da verdaderamente asco. Qué tiempos aquellos los de Manolo Yélamo.

Manolo que hoy, junto a mi tocayo Lete, al que le dediqué un post en su tiempo, tienen el orgullo de tener un calle cada uno en Jerez con su nombre.

1 comentario:

Satie dijo...

Yo también escuchaba a Manolo y creo que hizo mucho en Jerez por mejorar nuestra cultura democrática