22 septiembre, 2007

La lengua de las mariposas



He vuelto a ver ahora mismo en el canal TCM, la película de José Luis Cuerda, La lengua de las mariposas. Qué bonita, que tierna, que triste y que impresionante final. Qué salvaje nuestra guerra civil. Qué crueles. Que papelón el de Fernando Fernán Gómez. Qué música la de Alejandro Amenábar. Qué importancia la de un maestro en la vida de un niño. Qué buenos maestros aquellos que en la II República lucharon por un país con educación y libertad. Qué triste quien clavó el odio en España, y maldito sea quien hizo que un niño insultara a su maestro, con palabras como ornitorrinco y espiritrompa.

1 comentario:

Agata dijo...

También ví la película en su momento.Me gustó muchísimo,más por el mensaje que enviaba.El final me impresionó mucho.A un maestro se le debe el respeto que se le dá a unos padres.Junto a éstos últimos,un buen maestro es partícipe de nuestra educación como persona.Es un trabajo que yo valoro muchísimo y que admiro.Vivan los maestros...