03 septiembre, 2007

Félix


En esta ocasión, Félix no es un gato. Ni tampoco un señor, como mi abuelo materno, que se llamaba Félix Salado. Félix, hoy , es un huracán. El nuevo embite de la naturaleza para la zona tan castigada por la misma y por los humanos , que es el Caribe. Ojala tengan suerte y Félix sólo sea un susto.
Impresiona su imagen vista a través de un satélite.
¿Recuerdan aquellos tiempos en que los huracanes sólo tenían nombre de mujer? Qué cosas.

No hay comentarios: