25 septiembre, 2007

Estar juntos

Hacer radio de noche es lo más gratificante, es íntimo. Es como un tú a tú. La noche te da sensibilidad, imaginación, inspiración. Las personas que te llaman por la noche a la radio, no son iguales que las que te llaman por la mañana. Por la mañana, salen en antena, piden canciones, saludan con su voz, protestan por esto o aquello y felicitan por lo de más allá. Por la noche, es distinto. También saludan, pero hacen uso de mi voz. Están más resguardados. Las personas tímidas se sienten más protegidas porque no salen al aire. Me cuentan cosas. Como que están cansados de trabajar o que son muy felices, como hoy, por tener un niño síndrome de Down. Me llaman los abuelos para felicitar a sus nietos. Me llaman personas que no están solas porque escuchan la radio.

Me piden canciones que le traigan recuerdos. Me piden poesías. Me piden que les hable. Es la magia de la radio. La comunicación entre tú y yo. Tú conoces mi voz, yo no sé como es tu rostro. Pero da igual. La radio une y vence la soledad. He ahí la maravilla.





Get this widget | Track details | eSnips Social DNA




1 comentario:

Agata dijo...

Eso es verdad porque,cuando yo trabajaba en el turno de noche,escuchaba la radio y los que la hacéis lográis que estemos casi en casa.Se pasan las horas más rápido.Gracias,artistas.