01 agosto, 2007

Manuel Jiménez Salado


Desde que me enteré de que en Jerez había sido beatificado uno de nuestros paisanos, no pudo de dejarme de llamar la atención por un hecho obvio. Llevaba mi apellido Salado. Me informé sobre él, sobre todo por la biografía que publicó D. José Luis Repetto Betes, Deán de la catedral de Jerez. Es una vida interesante, con un final, trágico para los humanos y de gloria para los creyentes, tal como es morir mártir por la Fe en Cristo. Su vida me ha llevado a preocuparme por aprender más sobre esta Guerra Civil que unos desalmados, mal llamados cristianos, quisieron para España. El lunes pasado, 30 de julio, se conmemoró su fiesta con una eucaristía en la capilla del Hospital de San Juan Grande, donde se encuentran sus reliquias. Lean su biografía, y que yo pongo aquí, espero que con el permiso de los Hermanos de San Juan de Dios. Si son jerezanos o no, puede que les pase como a mí, que le coja cariño, a pesar de no tener el honor, como yo, de llevar su apellido, Salado.



Nació el 29 de octubre de 1907 en Jerez de la Frontera.
Martirizado el 30 de julio de 1936 en Calafell (Tarragona). Beatificado con LXX Hermanos de San Juan de Dios el 25 de Octubre de 1992. Sus reliquias reposan en el Santuario de San Juan Grande en Jerez, desde el 26 de octubre de 2002. Manuel Jiménez Salado. Nació en Jerez de la Frontera el 29 de octubre de 1907, en la casa nº 2 en la Calle de San Telmo. Sus padres Miguel Jiménez Daza y María de los Angeles Salado González, eran ambos de Jerez y se habían casado en el año 1896. Los padres de Manuel tuvieron 15 hijos, de los cuales sobrevivieron 8: Isabel, Miguel, Hilario, Antonio, José, Manuel, y María Pastora. Una honrada y numeroso familia obrera. El padre murió en 1944 y la madre en 1958. Por supuesto, la famlia supo y lloró la noticia del fusilamiento de su hijo y hermano. Manuel, fue bautizado el 31 de octubre en la Parroquia de San Miguel, como lo recuerda una placa colocada junto a la pila bautismal. El 30 de octubre de 1927 vuelven los Hermanos de San Juan de Dios a Jerez y fundan lo que ahora es el hospital de San Juan Grande. Justamente, el día anterior, el 29, cumplía Manuel los 20 años. Así quedará el mes de octubre con fechas muy de recordar con cercanías a nuestro Beato Mártir. Tres hermanos fueron los que tomaron posesión de lo que durante muchos años fue el Sanatorio de Santa Rosalía, en atención a la madre de Doña Micaela Parada, llamada Rosalía.: los hermanos Carlos María González, Cruz Ibañez y Federico Arguello. El Hermano Cruz, fue quien parece que tuvo la primera entrevista con el joven Manuel en la Calle Corredera, 35, donde trabajaba nuestro mártir atendiendo a la familia González del Villar. El 15 de octubre de 1930 llega Manuel a Ciempozuelos (Madrid), pero no se sintió capaz de tratar con los dementes y a los pocos meses vuelve a Jerez. Regresa a su trabajo de mayordomo con la familia, más centrado en la piedad y la oración diaria, y siguió manteniendo comunicación con los hermanos del Sanatorio de Santa Rosalía y otros que fueron mártires también. El 5 de septiembre de 1935, llega nuevamente nuestro Manuel a San Baudilio de Llobregat (Barcelona) a unirse con los Hermanos de San Juan de Dios. Al día siguiente, es destinado a Barcelona. Pasados unos años, volvieron allí sus restos y desde allí los traemos a su querido Jerez para acompañar a sus Hermanos en Religión, familiares y paisanos. Junto con las reliquias de San Juan Grande serán juntos, una bendición para Jerez. Fechas a tener en cuenta: 6 de septiembre de 1935, es destinado a Barcelona. 7 de diciembre de 1935, se le impone el hábito hospitalario y se dedica a recoger limosnas para los 200 enfermos del Sanatorio San Juan de Dios de las Corts (Barcelona), el mismo oficio que le diera oportunidad de conocer en su Jerez al Hermano, también limosnero y mártir Cruz Ibáñez. 1 de enero de 1936 envía a su hermana Isabel la primera foto con el hábito hospitalario. ‘¡Había suspirado y soñado con tenerlo, porque era por fuera su identidad interior. Era su tarjeta de identidad espiritual’ Llegada a Calafell (Tarragona). No hay seguridad de la fecha, Marzo o Junio de 1936, pasa a formar parte de la Comunidad del Noviciado. El 2 de Abril de 1936, obtiene el voto favorable de la Comunidad de Barcelona, así como del Consejo provincial y con estos dos pasos, la Curia General de Roma . el 15 de mayo de 1936 aprobaba el ingreso del Hermano Manuel en el noviciado. Los novicios eran 23, de los cuales acompañaron a Manuel en el martirio y 7 más, Hermanos profesos, en total 15. Manuel era de ‘personalidad sencilla, servicil y cariñoso con los enfermos, ingenioso y hábil para el trato con la gente, trabajador y piadoso’. 30 de julio de 1936. ‘Después de celebrar fervorosamente la Santa Misa y presintiendo su martirio, a las 9 de la mañana son llamados a la portería y viviendo su vía crucis hasta las cuatro de la tarde, hora de la Cruz, llevados en un camión y obligados a bajar en el borde de la carretera, son fusilados. Los hermanos caen gritando vivas a Cristo Rey. Manuel cayó con el cráneo destrozado. Un auténtico calvario. Al final de la tarde, el entierro en el cementerio de Calafell. El 22 de junio de 1940, se procedía a desenterrar e identificar los cuerpos de los 15 hermanos y el día 23 quedan instalados en la cripta del Sanatorio de Calafell y posteriormente a San Boi de Llobregat (Barcelona), desde donde han sido trasladados a Jerez. La Beatificación. Iniciado el proceso para declarar su martirio en el año 1948 se llegal al final y el el 25 de octubre de 1992 cuando se declaran Beatos al Hermano Manuel Jiménez Salado y a los LXX compañeros. Diez años después, el 26 de octubre de 2002 se trasladan sus reliquias a esta casa de San Juan Grande que celebra los 75 años de su fundación, el 30 de octubre.

No hay comentarios: