17 agosto, 2007

Evangelio del domingo 19 de agosto de 2007


Evangelio
Lectura del santo Evangelio según san Lucas (12, 49-53)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “He venido a traer fuego a la tierra iY cuánto desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo ¡y cómo me angustio mientras llega!
¿Piensan acaso que he venido a traer paz a la tierra? De ningún modo. No he venido a traer la paz, sino la división. De aquí en adelante, de cinco que haya en una familia, estarán divididos tres contra dos y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra”.
Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús

¡Fuego en la Tierra! Pero no es el fuego que destruye, es el fuego que enciende e ilumina. Tierra de Fuego se llama mi blog y mi programa de radio. Por dos razones, porque me gusta América y ese cono sur, y porque hace tiempo, me cayó entre las manos un libro de liturgia de Semana Santa, que se llamaba así Tierra de Fuego. A la persona que le llega el Evangelio, le enciende el corazón. Cuando vean a alguien que se llama a sí mismo católico, que presume de ello, pero es una persona seria, triste, mandona, sabelotodo, diciendo siempre lo que hay que hacer... no se fíen. Es una persona a la que el fuego se le apagó, o quién sabe, nunca lo tuvo encendido. Déjate encender por Jesús.

No hay comentarios: